SOCIEDAD

Un clan bajo sospecha

La Justicia de Santiago del Estero revocó el beneficio de prisión domiciliaria a un abogado y su esposa acusados del crimen de la novia de su hijo, contra quien también pesa la acusación y que, además, cumple una condena de 18 años por el doble femicidio de otra pareja y su madre. María Eugenia Anriquez, de 34 años, murió quemada en un departamento céntrico de la capital provincial, donde se encontraba con su novio, el estudiante de Derecho Carlos Federico Guardo y los padres de él. Durante la indagatoria, el padre de Guardo, de 70 años, aseguró que “se trató de un accidente en ocasión de manipular un líquido inflamable y se prendió fuego” y aclaró: “Yo, mi mujer y mi hijo la auxiliamos de inmediato y la hicimos asistir en una emergencia”. El informe forense estableció que Anriquez presentaba “graves quemaduras en el cuello del útero, causadas con un elemento candente,similar a un hierro, provocando un sufrimiento en vida a la víctima”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.