SOCIEDAD › LA HOMOFOBIA, CONSIDERADA UN AGRAVANTE

Una sentencia inédita

La Justicia sanjuanina condenó a cadena perpetua a un hombre por un asesinato perpetrado en 2014 y en el fallo advirtió que se trató de un homicidio “doblemente agravado por reincidencia y odio a la orientación sexual”, ya que el acusado cometió otros dos homicidios también con víctimas homosexuales.

Claudio Gil, de 41 años, fue sentenciado por el asesinato de Jorge Espínola, de 85, a quien mató de tres puñaladas en marzo de 2014. Gil tiene otra pena máxima por el asesinato del conocido chef local Carlos Echegaray, a quien mató de 8 puñaladas. Ambas víctimas eran homosexuales y por eso en el crimen de Espínola el juez Maximiliano Blejman destacó el agravante de “odio a la orientación sexual”, aunque en el caso de Echegaray el delito fue “homicidio con alevosía”.

Gil suma tres condenas por asesinato, ya que en 1999 en La Rioja lo sentenciaron a 12 años de cárcel por matar de 19 cuchillazos y prender fuego a Alberto Herrera, también homosexual. El juez Blejman aseguró que Gil permanecerá preso durante los 30 años que contempla la pena y por los agravantes no podrá acceder a las salidas transitorias.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.