SOCIEDAD

En la capital, 4700 chicos pasaron de la escuela privada a la pública

Es el 4 por ciento de la población escolar primaria de los colegios privados. Según la Secretaría de Educación, la cifra es menor a lo esperado. Las escuelas públicas también crecieron por la llegada de chicos de la provincia de Buenos Aires.

“A pesar de la crisis, no se trata de un pasaje masivo. Esto se debe a que la mayoría de los padres dejaron al margen la educación de sus hijos a la hora de recortar sus gastos.” Así interpretó el gobierno de la Ciudad el traspaso del 4 por ciento de la población escolar primaria de los colegios privados de la Capital Federal hacia los públicos, porcentaje que resultó ser menor de lo esperado. Sin embargo, la cifra –unos 4700 chicos– no es tomada con indiferencia: “Puede verse también como una advertencia de que, de continuar la crisis, el éxodo será mayor”, dijeron. Por primera vez en varios años, y a contramano del envejecimiento de la población de la Ciudad, la cantidad de alumnos inscriptos en los primarios municipales creció significativamente, derivando en una diferencia mayor a los 40 mil alumnos a favor de los establecimientos públicos respecto de los privados.
Después de un comienzo record en la cantidad de inscripciones en las escuelas públicas, que orientaba los cálculos oficiales a un aumento de casi 10 mil alumnos, las cifras de matriculación durante el mes de marzo terminaron expresando un crecimiento menor. “Evidentemente, hubo miles de casos en los que las familias anotaban precautoriamente a sus hijos en las escuelas públicas, por si no podían afrontar las cuotas de los privados. Pero los distintos mecanismos receptivos adoptados por muchas escuelas privadas evitaron un traspaso mayor”, explicó a Página 12 Daniel Filmus, secretario de Educación del gobierno de la Ciudad.
Los datos, recolectados por la secretaría de dirige Filmus y basados en informes entregados por las escuelas públicas, indican que en comparación con el año pasado, en 2002 el alumnado primario estatal de la Ciudad creció un 4,30 por ciento, de 150.320 a 156.838. En este aumento influyeron tres factores: el traspaso de 4774 estudiantes provenientes de escuelas privadas de la misma Capital, la afluencia de 2065 estudiantes oriundos de la provincia de Buenos Aires y el interior del país y el arribo de 572 chicos del extranjero. “El nuevo número fue incorporado sin dificultades, justamente debido al decrecimiento que la población infantil viene sufriendo en los últimos años en la Ciudad, donde contamos con las estructuras necesarias para soportar la afluencia”, comentó Filmus. Tanto funcionarios como expertos advierten que la situación actual puede describirse como de “efecto cascada”. “Los padres van pasando a sus chicos de los colegios con cuotas más altas a colegios con cuotas medias, y de los de tarifas medias a bajas. Finalmente, los públicos reciben chicos de privados de cuotas medias y bajas”, aseguró Gabriela Dueñas, de la Asociación de Psicopedagogía de Vicente López. Respecto de la afluencia de chicos de fuera de la Capital, Filmus explicó que “provienen mayoritariamente de las localidades que bordean la General Paz” y que “las razones son varias”. “Entre ellas se encuentran el mejor nivel educativo de las escuelas públicas de la capital, la importante cantidad de colegios porteños de doble turno que cuentan con comedor gratuito y la menor cantidad de huelgas y pérdida de clases que sufren los alumnos de las escuelas porteñas.”
Como confirmación del efecto “cascada”, los barrios donde las escuelas públicas recibieron mayor afluencia de las privadas son justamente los del noreste y centro de la Capital, donde los colegios privados cuentan históricamente con mayor clientela. Encabezan la lista Almagro y Caballito, que conforman el distrito escolar nº 7, con 462 traspasos; luego siguen la Recoleta y Barrio Norte, del distrito nº 1, con 446; Belgrano y Saavedra, del nº 10, con 387; y Palermo, Colegiales y Chacarita, del nº 9, con 334. Sin embargo, ese mismo efecto es minimizado en términos de enseñanza por los funcionarios del gobierno porteño: “En nuestro distrito, la preferencia de los padres por los colegios privados se debe mucho más a sus intereses en que el chico reciba un tipo de enseñanza religiosa más que a la búsqueda de un nivel educativo mayor”. “Es que así como hay colegios públicos de bajo nivel educativo, tambiénlos hay muy buenos, y lo mismo sucede dentro del sector privado”, afirmaron.
Producción: Darío Nudler.

Compartir: 

Twitter
 

En las escuelas públicas porteñas ahora hay 156.000 chicos, cuarenta mil más que en las privadas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.