SOCIEDAD › ELEVARON A JUICIO ORAL LA CAUSA CONTRA EL CURA JUSTO ILARRAZ

Sin piedras nulas en el camino

La Justicia confirmó la elevación al juicio oral del caso que se sigue contra el religioso, por “promoción a la corrupción de menores agravada”. El tribunal rechazó el cuestionamiento de la defensa a pruebas incorporadas al expediente.

La causa contra el cura Justo José Ilarraz, el ex prefecto del seminario de Paraná investigado por abusos sexuales contra al menos medio centenar de chicos de entre 10 y 14 años, fue elevada a juicio oral. La tramitación del proceso, caratulado como “promoción a la corrupción de menores agravada”, se encontraba demorada por una serie de presentaciones que, durante años, fueron presentando los abogados del cura. La resolución del Tribunal de Juicios y Apelaciones señaló que “bajo el ropaje de lo que señala como ‘nulidades’ (la defensa de Ilarraz) pretende que cierta prueba legítimamente ingresada al proceso (…) sea ahora declarada nula”, algo “contradictorio” y que, en realidad, cuestiona “la valoración” que los jueces que intervinieron hasta el momento hicieron de las pruebas.

La decisión de los jueces Pablo Vírgala, Marina Barbagelata y Gustavo Maldonado dio respuesta positiva, así, al pedido de elevación a juicio, que había sido presentado por la querella y el fiscal Ramirez Montrull. Los magistrados advirtieron que la defensa del cura procuraba buscar excusas para demorar el avance del proceso, y por eso presentaba sistemáticamente pedidos de nulidades. “Lo que en verdad se está cuestionando, bajo la excusa de la existencia de actos nulos, no es otra cosa que la valoración que de los mismos, libremente, han realizado distintos magistrados que expresaron su opinión en la causa”, advirtieron.

Ilarraz está acusado de haber abusado de alrededor de cincuenta chicos de entre 10 y 14 años, todos ellos pupilos que entre 1984 y 1992 estaban a su cargo en el Seminario Seminario Arquidiocesano de Paraná, “Nuestra Señora del Cenáculo”.Las acusaciones fueron investigadas en 1995 por el entonces arzobispo de Paraná, Estanislao Karlic.

Entre las pruebas incluidas en el expediente, hay una carta del Vaticano, llegada a los tribunales de Paraná en este año, que revela que en 1997, ante el Tribunal Eclesiástico, el cura acusado reconoció haber abusado de esos chicos y, luego, se dijo arrepentido. Ilarraz dijo que había tenido “relaciones amorosas y abusivas” con los chicos seminaristas.

La causa contra el cura Ilarraz se inició en septiembre de 2012 y estuvo a cargo del juez Alejandro Grippo hasta noviembre de 2014, cuando pasó a la jueza Susana María Paola Firpo, que hace una semana fue designada transitoriamente en otro juzgado, por lo que en su lugar quedó Zoff.

A fines de julio de este año, el fiscal y los querellantes habían pedido la elevación a juicio de la causa, caratulada como “promoción a la corrupción de menores agravada”. Desde el comienzo, el proceso sufrió demoras por trabas legales introducidas por los abogados defensores del religioso.

En agosto de este año, un ex seminarista declaró en sede judicial que el arzobispo de Paraná, Juan Puiggari, le ofreció 500.000 pesos a uno de los denunciantes para que no continuara con la acción, pero esa versión fue desmentida por la curia local.

En marzo de este año, los jueces Virgala, Maldonado y Daniel Malatesta habían confirmado el procesamiento del cura. Tras la primera audiencia, Virgala había advertido: “los hechos denunciados son impactantes”.

Compartir: 

Twitter
 

Ilarraz está acusado de haber abusado de medio centenar de adolescentes entre 1984 y 1992.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared