SOCIEDAD

Compromiso para tener en cuenta las propuestas vecinales sobre comunas

La mayoría de los legisladores porteños firmó un acta en la que prometen que las propuestas mayoritarias tendrán “carácter vinculante”. La demorada ley de comunas será sancionada antes de fin de año y en el 2005 se haría la primera elección de autoridades.

 Por Eduardo Videla

“La primera fundación de la ciudad la hizo Pedro. La segunda, Juan. Y la tercera la haremos entre todos.” Palabras más o menos, ése es el concepto central de la campaña de difusión para impulsar el debate entre los porteños de la ley que dividirá a la ciudad de Buenos Aires en comunas. La consigna fue elaborada tras un consenso inédito entre organizaciones de vecinos, la mayoría de los bloques legislativos y el Ejecutivo porteño, y forma parte de la campaña que será presentada en público hoy en la Manzana de las Luces. La ley de comunas deberá tratarse antes del 31 de diciembre de este año, de acuerdo con un proyecto de resolución aprobado ayer con el voto de 11 de los 13 bloques legislativos. Los diputados se comprometieron a tener en cuenta la opinión mayoritaria de los vecinos en las asambleas que se vienen llevando a cabo en los barrios.
De acuerdo con el mandato de la Constitución porteña, la ley de comunas debió estar sancionada en octubre del 2001. El propósito: descentralizar el poder central en organismos con representación de los vecinos. El tema recién entró seriamente en la agenda de los legisladores a fines del año pasado, pero no hubo consenso para aprobar el proyecto.
El debate se reanudó este año, al calor de la movilización de organizaciones vecinales y asambleas barriales que, desde mediados de enero, se vienen reuniendo en forma semanal con legisladores y funcionarios de la Secretaría de Descentralización del gobierno porteño. En esas reuniones se consensuó, entre otros puntos, la campaña de difusión que será presentada hoy: es una serie de afiches en la vía pública que hace referencia a los dos fundadores de Buenos Aires, Pedro de Mendoza y Juan de Garay, para jugar con la idea de que la creación de las comunas puede ser el punto de partida de una nueva ciudad, esta vez con una mayor participación de los ciudadanos.
Desde marzo, los diputados de la Comisión de Descentralización de la Legislatura, que preside el socialista Roy Cortina, vienen sesionando dos veces por semana en distintas sedes barriales. Hasta ahora, participaron de esos encuentros unas 1200 personas. En los planteos de la gente hay tres coincidencias básicas:
- Los límites de las comunas no pueden surgir de los actuales Centros de Gestión y Participación (CGP) sino de la agrupación territorial de los 47 barrios porteños.
- Las competencias y atribuciones de las comunas deben ser lo más amplias posible, especialmente aquellas que tendrá en forma concurrente con el gobierno central de la ciudad.
- Se debe asignar a las comunas un presupuesto acorde a sus necesidades de funcionamiento.
- La ley debe ser sancionada antes del 31 de diciembre.
Este último punto quedó plasmado en la resolución votada ayer por los legisladores, que pone como límite esa fecha, con el fin de que las comunas sean tenidas en cuenta en la elaboración del Presupuesto 2005. De esa manera, la elección de las juntas comunales se haría en las legislativas del 2005.
La norma promueve además “un efectivo debate entre la población, posibilitando la real participación popular de los vecinos”, algo que en alguna medida ya se viene realizando. Allí se dispone que el proceso de consulta con la gente finalizará el 17 de septiembre y se establece que hasta entonces “no se abordará el tratamiento de ningún proyecto de ley de comunas”.
Los diputados también se comprometen a garantizar la participación de los vecinos y sus organizaciones en la elaboración, revisión, actualización y seguimiento” del proceso. Esa participación, sin embargo, no será vinculante para los diputados, como pretenden las organizaciones vecinales. La resolución sólo dice que las “ideas fuerza y los contenidos básicos deberán tenerse en cuenta para arribar a los consensos en los que se funde la sanción de la ley”. “No podemos decir que sea vinculante porque sería inconstitucional”, argumentó Cortina. Para satisfacer la demanda de las organizaciones, los diputados firmaron en cambio un acta compromiso, que no tiene fuerza legal pero sí política: allí sí se dice expresamente que “las propuestas de los vecinos en las asambleas participativas que sean registradas como mayoritarias tendrán carácter vinculante y deberán ser incorporadas como contenidos básicos de la futura ley de comunas”. El documento fue firmado por diputados de once de los trece bloques legislativos: se abstuvieron Vilma Ripoll, de Izquierda Unida, y Roberto Vázquez, de la UCR.

Compartir: 

Twitter
 

Unos 300 vecinos de Villa Lugano, reunidos con legisladores en una escuela del barrio.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.