SOCIEDAD › ANUNCIAN MEDIDAS SOBRE SEGURIDAD VIAL EN LA CIUDAD

Puntaje para los automovilistas

El gobierno porteño anunciará hoy un paquete de medidas sobre seguridad vial en la ciudad, que incluyen la puesta en marcha de un sistema de calificaciones para los conductores, mediante el cual se premie a los que demuestran buen comportamiento y se sancione a los infractores con la caducidad anticipada de la licencia para conducir o con recargos en la tasa para su renovación, además de las multas correspondientes. El proyecto para su puesta en marcha deberá ser aprobado por la Legislatura. El paquete que se dará a conocer incluye medidas para incrementar el control, aumentar las multas a algunas infracciones y hacer cumplir con más rigor las sanciones aplicadas, ya que hoy la mayoría no se hace efectiva. También comprende campañas de educación vial y de comunicación.

El jefe de Gobierno, Jorge Telerman, y su ministro de Gobierno, Diego Gorgal, anunciarán hoy un programa para reducir la cantidad de víctimas en accidentes de tránsito en la ciudad. Una de las medidas previstas es la puesta en marcha de un sistema de puntaje, conocido como scoring. Ese mecanismo permitió reducir en forma drástica la cantidad de accidentes fatales en España, donde se aplica desde 2006. Consiste en premiar a los buenos conductores, por ejemplo, mediante descuentos en la tasa por patente, y sancionar con recargos a los infractores.

La propuesta fue elaborada por el Ejecutivo porteño el año pasado, con el objetivo de enviarlo a la Legislatura para que se incorpore al tratamiento del Código de Faltas. Pero finalmente no fue girado y los diputados aprobaron un código sin puntajes.

El proyecto toma como modelo los sistemas aplicados en Alemania, España y otros países de la Unión Europea, donde los resultados lo convirtieron en una herramienta para corregir inconductas. En líneas generales, la propuesta consiste en otorgarle a cada conductor una cantidad determinada de puntos, que se irán descontando en función de las infracciones que cometa. El puntaje otorgado tiene valor por un año. Pasado ese período, la lista de infracciones (si las hubo) se blanquea y el titular recupera todos los créditos: empieza de nuevo. Si logró mantener invicto su puntaje, podrá ser beneficiario con descuentos en la tasa de patente del año siguiente. Y si ese año tiene que renovar la licencia, también tendrá un descuento en la tasa correspondiente.

La idea es que el descuento de puntos no reemplaza a las multas. Las infracciones se dividirán en leves, graves y muy graves, con diferentes grados de descuentos de puntos. Y las sanciones a aplicar cuando a un automovilista se le terminan los créditos pueden ir hasta el retiro de la licencia por un tiempo determinado y la obligación de realizar un curso de educación vial para poder recuperarla.

A los beneficios para los automovilistas que mantienen su puntaje intacto puede sumarse un eventual descuento en las primas de los seguros. Pero para eso habría que establecer acuerdos con las compañías aseguradoras. Hoy hay empresas que aplican el sistema de scoring pero no con las infracciones sino con los accidentes: el que no tiene siniestros durante un período, pagará una cuota menor al renovar la póliza en el ejercicio siguiente.

La lógica de descontar impuestos a los conductores que no cometan infracciones de tránsito consiste en que si un automovilista maneja con más prudencia, observando las normas de tránsito, protagonizará menos accidentes de tránsito. El beneficio no es sólo para las víctimas potenciales sino para el erario, ya que cada accidente le produce un costo importante a la ciudad, en materia de atención sanitaria.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.