SOCIEDAD › EL PRESUPUESTO DEL MACRISMO PREVE TOMAR CREDITOS POR 1600 MILLONES

Una gestión que empieza con deuda

Entró en la Legislatura el Presupuesto que regirá el primer año de Macri. Sube el ABL y establece una “fuerte lucha a la evasión”.

 Por Claudio Zlotnik

El macrismo presentó ayer en la Legislatura el Presupuesto que regirá su primer año de gestión en la Ciudad de Buenos Aires. Néstor Grindetti, futuro ministro de Hacienda, anticipó una “fuerte lucha contra la evasión”. También habrá importantes incrementos en el ABL. Para llevar adelante un plan de obras públicas, Mauricio Macri se endeudará en 1600 millones de pesos.

La iniciativa prevé ingresos por 11.770 millones de pesos, con gastos corrientes por 11.034 millones. La recaudación debería incrementarse en un 24,6 por ciento durante el próximo año. De acuerdo con lo adelantado por el futuro ministro, ese salto será posible, ya que un cuerpo especial de mil inspectores saldrán a la búsqueda de evasores del impuesto a los Ingresos Brutos. Además, apenas asuma el nuevo gobierno se enviarán 10 mil notificaciones a contribuyentes cuya declaración de Ingresos Brutos no coincide con el registro oficial. También habrá un reempadronamiento de unos seis mil grandes contribuyentes. El objetivo es incrementar la recaudación por IB un 19 por ciento.

En diálogo con Página/12, el diputado macrista Diego Santilli, vice de la comisión de Presupuesto de la Legislatura, explicó que “hay una gran inconsistencia en Ingresos Brutos: mientras el IVA crece a tasas formidables, Ingresos Brutos registró caídas en algunos momentos del año”. Un ejemplo: entre noviembre y diciembre del año pasado, la recaudación del IVA aumentó 22 por ciento interanual mientras que la de IB cayó un 2 por ciento.

El otro tema que ya empezó a generar polémica tiene relación con el financiamiento de las obras públicas. El plan de Macri es endeudarse en 1604 millones de pesos para constituir el denominado “Fondo para el financiamiento de infraestructura social”. Es dinero que se destinará a hospitales, escuelas, la construcción de viviendas y obras de saneamiento. El diputado Santilli señaló a este diario que la idea es salir al mercado entre febrero y marzo próximo, aunque todavía no está definida la estrategia para tomar deuda. “Las AFJP tienen una avidez monumental”, apuntó Santilli, en referencia a que las administradoras fueron forzadas por el gobierno nacional a repatriar ocho mil millones de pesos que estaban invertidos en Brasil. Fuentes de la futura administración municipal admitieron también que ya hay conversaciones “informales” con organismos internacionales. “Se explorarán todas las alternativas y elegiremos la mejor”, dijo Santilli.

Desde la oposición salieron a criticar muy duro este plan oficial. “Macri siempre se negó a que la ciudad se endeudara y, de hecho, su bancada votó en contra de proyectos en esa dirección. Y ahora nos miente con un supuesto plan de shock de inversiones cuando está claro que hipotecará a Buenos Aires”, apuntó Martín Hourest, legislador de Buenos Aires para Todos. Santilli reclamó una rápida aprobación del Presupuesto para comenzar con el proceso licitatorio de las distintas obras públicas. “Necesitamos ese dinero porque con las partidas regulares nos alcanzaría apenas para cubrir los gastos en bacheo y asfalto”, graficó.

La otra base para incrementar la recaudación vendrá con los aumentos en el ABL. A partir de que asuma Macri, las facturas se incrementarán entre 25 y 240 por ciento. Quedarán excluidos del ajuste barrios como La Boca, Barracas, Pompeya y Villa Soldati. Por el contrario, Barrio Parque y Puerto Madero sufrirán los mayores incrementos. Se estima que este aumento le permitirá al nuevo gobierno una recaudación adicional de 444 millones de pesos anuales, un 63 por ciento más que lo juntado este año por la administración Telerman. Según explicó ayer Grindetti, el plan de Macri es realizar una recategorización más completa del ABL, casa por casa, con vistas al año 2009.

En el Presupuesto no se explicitan aumentos salariales para la administración pública, pero se añadieron 300 millones de pesos para pagar salarios. Al respecto, Grindetti admitió que los eventuales incrementos recién saldrán de una futura negociación paritaria.

Respecto del Banco Ciudad, se estima que en 2008 no obtendrá ganancias, pues su balance estará nuevamente castigado por la dolarización de los depósitos judiciales impuesta por la Corte Suprema.

Compartir: 

Twitter
 

El macrismo presentó ayer el plan, en el que la recaudación debería subir un 24,6 por ciento.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.