SOCIEDAD

DESCUARTIZADA

La terraza del edificio de la calle Bacacay 3862, en Floresta, fue el escenario donde un portero de un edificio vecino habría asesinado y descuartizado a una vecina con la que habría tenido una relación amorosa. La víctima nunca fue encontrada, pero el presunto descuartizador fue detenido ayer, luego de que su madre lo delatara. Una historia con tres protagonistas: la madre “acusadora”, el portero “descuartizador” y la víctima que supuestamente ejercía la prostitución. Y en el medio, los vecinos que conjeturan. Las investigaciones comenzaron el sábado, cuando la madre del portero y administradora del edificio de Bacacay denunció a la Comisaría 43ª que su hijo “mató a su vecina en la terraza, la descuartizó y colocó en bolsas y cajas las partes del cadáver”. El presunto asesino vivía en el edificio que su madre administraba, pero era portero de otro en la calle Venancio Flores al 3700 e iba a mudarse allí próximamente. Además, era supuestamente amante de Máxima, la víctima: una joven paraguaya de 18 años que alquilaba un departamento en el quinto piso del edificio de Bacacay junto a tres amigas, que declararon a la policía no verla desde el sábado. Ni su cuerpo ni sus partes fueron halladas. Vecinos del inmueble aseguraron que Máxima y sus amigas eran “prostitutas” y que el portero tenía una relación con Máxima que le iba a ser revelada a su novia, no se sabe si en plan extorsión o por celos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.