SOCIEDAD › INVESTIGAN UN TRATAMIENTO A BASE DE VINO Y Té VERDE

Carece de efectos secundarios

 Por Pedro Lipcovich

Vino tinto y té verde: dos compuestos presentes en esas bebidas están siendo ensayados con éxito para combatir la endometriosis, en un laboratorio del Conicet. El tratamiento no tendría los efectos secundarios de las terapias actuales, y además facilitaría el diagnóstico, que actualmente suele requerir cirugía.

“Investigamos el tratamiento de la endometriosis a base de dos compuestos –contó Gabriela Meresman, del Laboratorio de Inmunología de la Reproducción, que, dirigido por Rosa Barañao, funciona en el Instituto de Biología y Medicina Experimental (IByMe) del Conicet–. Uno de ellos es el resveratrol, que se encuentra básicamente en frutos rojos y uvas; el vino tinto lo contiene en alta proporción. El otro compuesto se llama galato de epigalocatequina y es uno de los componentes activos más importantes en el té verde.”

“Llegamos a ensayar estos compuestos porque están siendo investigados en cáncer, donde podrían ser buenos coadyuvantes de los tratamientos ya clásicos. Si bien la endometriosis es una enfermedad benigna, tiene en común con el cáncer el tratarse de un crecimiento desmedido, fuera de lugar –explicó la investigadora–. Y esos compuestos tendrían mucho menos efectos secundarios que los actuales tratamientos hormonales.” La administración de hormonas “produce una menopausia artificial, con aparición exacerbada de los síntomas que acompañan la menopausia. Además, durante el tratamiento hormonal la mujer no puede quedar embarazada, y, cuando se interrumpe la administración de hormonas para que pueda embarazarse, vuelve a crecer la endometriosis”.

La investigación se vincula con la tesis doctoral que desarrolla Analía Ricci, becaria del Conicet, dirigida por Meresman y Barañao. “Encontramos que, en cultivos de células de endometrio de pacientes, los compuestos que utilizamos impiden que las células sigan creciendo. Y, con ratas de laboratorio en las que se indujo endometriosis, la enfermedad tiende a detenerse cuando les administramos esos compuestos. De todos modos –aclaró Meresman–, todavía no han empezado ensayos sobre seres humanos.”

Edgardo Rolla –coordinador de Endometriosis de la Asociación Latinoamericana de Medicina Reproductiva– afirmó que “la investigación del Laboratorio de Inmunología de la Reproducción es muy seria. La terapéutica que ensayan permitiría hacer tratamientos de prueba a mujeres en quienes se sospecha endometriosis, antes de ir a la cirugía, y serviría como alternativa para mujeres que no toleran las terapias hormonales”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Carece de efectos secundarios
    Por Pedro Lipcovich
  • Los síntomas
    Por Pedro Lipcovich
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.