EL MUNDO › EL PREMIER ITALIANO GANó UNA VOTACIóN EN DIPUTADOS

Un beneficio para Berlusconi

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Silvio Berlusconi ganó ayer una votación en el Parlamento que lo beneficiará en el proceso por el caso Ruby. En efecto la Cámara de Diputados solicitó así oficialmente a la Corte Constitucional –máximo organismo en materia de leyes– que el primer ministro sea juzgado no por jueces comunes y corrientes, sino por el Tribunal de Ministros. La Corte Constitucional tiene en sus manos ahora la decisión final: jueces comunes o tribunal de ministros, un ente, este último, integrado por jueces normales pero que procesan a los ministros que han cometido delitos en calidad de tales.

“El mundo está lleno de problemas serios, como el nuclear, la guerra, los desesperados que escapan en busca de una vida mejor y nosotros (por el Parlamento) debemos ocuparnos de los procesos del primer ministro”, dijo en la Cámara de Diputados Antonio Di Pietro, ex magistrado de la campaña anticorrupción conocida como Manos Limpias y líder del partido Italia de los Valores. El diputado Di Pietro acusó además a la alianza de centroderecha gobernante de “complicidad moral y política” con Berlusconi.

Afuera, decenas de opositores reunidos frente al palacio legislativo de Montecitorio, con una bandera italiana gigante, gritaban “Vergüenza, vergüenza”, “Fuera del Parlamento los mafiosos”.

Hay que ir por partes para entender la intrincada relación entre las leyes, la Justicia y la política italiana. Gracias a esta votación, el proceso Ruby –por la muchacha de origen marroquí que habría tenido relaciones sexuales con el primer ministro siendo menor y donde Berlusconi está acusado de “prostitución de menores”–, que empieza hoy en Milán, podría quedar postergado quién sabe por cuanto tiempo. Ahora será analizado por la Corte Constitucional italiana, pero hasta tanto la Corte se reúna, el proceso sigue su curso. Algunas novedades se han agregado al “conventilleo” de la prensa sobre las muchachas que frecuentaban las fiestas del bunga bunga: unas intercepciones telefónicas de Berlusconi y tres de ellas, puestas en inmediato cuestionamiento por el oficialismo porque el primer ministro no puede ser intervenido sin autorización del Parlamento.

La segunda acusación que Berlusconi soporta en el caso Ruby es la de “abuso de poder”, por haber hecho presión sobre la policía de Milán para que liberara a Ruby –la hija del presidente egipcio Mubarak, habría argumentado Berlusconi, sabiendo que era falso, ante la policía– en una ocasión en la que la joven fue arrestada por un presunto robo. En este caso, tal vez podría ser correcto enjuiciarlo por el Tribunal de Ministros, pero no se entiende por qué debería serlo también para la acusación de “prostitución de menores”, un delito atribuible a cualquier mortal. En sustancia, cualquiera sea la decisión de la Corte Constitucional, los abogados de Berlusconi ganarán tiempo –dice la oposición– para inventar nuevas argucias legales. Ya habían solicitado más tiempo por vías normales hace algunos días, pero los jueces dijeron que no.

Otro tema candente que debía ser discutido ayer por el Parlamento y que, en cambio, pasó a hoy o mañana, fue el de la “prescripción breve”, una norma que de ser aprobada beneficiaría netamente a Berlusconi en el proceso Mills, otro de los siete procesos abiertos que tiene Il Cavaliere. De ser aprobada esta norma, el proceso Mills caería en prescripción en julio próximo, sin que se puedan cumplir de ninguna manera las tres instancias que contempla la Justicia italiana. En este proceso Berlusconi está acusado de haber sobornado con 600.000 dólares al abogado inglés David Mills para que declarara en falso en algunos procesos en su contra.

El “Democracia Day”, como fue llamado, siguió con manifestaciones y sentadas durante todo el día en distintos puntos de la ciudad. En una de esas manifestaciones, organizada por el opositor Partido Democrático en la plaza del antiguo Panteón, el secretario del partido Pierluigi Bersani contó que la Cámara de Diputados estaba repleta del lado del oficialismo en el momento de la votación, como sólo se consigue “cuando se elige un presidente –NDR: en Italia el presidente de la República es elegido por las Cámaras– o cuando el Papa va de visita al Parlamento”. En efecto, cientos de mensajes telefónicos, email y fax fueron enviados a los parlamentarios del oficialismo para que no faltaran a la votación.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.