EL PAíS › CóMO CONTINúAN LOS FOROS DE PARTICIPACIóN CIUDADANA QUE LANZó NACIóN

La seguridad en discusión

Tras la experiencia del lunes, cuando numerosas organizaciones sociales plantearon sus puntos de vista, se realizarán mesas de trabajo en barrios del sur de la ciudad. Y en unos dos meses se harán en las otras tres zonas: oeste, norte y este.

 Por Carlos Rodríguez

“La respuesta de las organizaciones comunitarias ha superado todas nuestras expectativas y eso nos parece muy positivo, porque el objetivo central era lograr un escenario de diversidad.” La secretaria de Políticas de Prevención y Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Seguridad, Ileana Arduino, se manifestó “muy conforme” con el nivel de convocatoria que tuvo el lanzamiento del Plan Nacional de Participación Comunitaria en Seguridad. En diálogo con Página/12, adelantó que en lo inmediato se organizará la realización de mesas de trabajo en distintos barrios de la zona sur de la ciudad de Buenos Aires que estuvieron presentes en las reuniones del lunes y que en “un mes y medio o dos” estarán en marcha las actividades con organizaciones de las otras tres zonas en las que fue dividida –oeste, norte y este–, a fin de seguir avanzando en la propuesta y estar “a la altura de la expectativa de la gente, porque nosotros no estamos planteando políticas cosméticas, sino políticas integrales de seguridad”.

Al ser consultada su opinión sobre el plan anunciado por la ministra de Seguridad, Nilda Garré, el ex titular del área de la provincia de Buenos Aires León Arslanian lo consideró “muy alentador y altamente positivo”, dado que “el problema de la seguridad no es un fenómeno policial solamente”, sino que requiere de una intervención “multiactoral y multiagencial, porque es un fenómeno complejo”. En igual sentido se manifestó el diputado nacional Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), quien señaló que “las políticas de seguridad requieren una mirada integral: por un lado, la conducción política civil de las fuerzas de seguridad y, por el otro, la gestión social de la seguridad pública”.

La secretaria Arduino dijo que se seguirá avanzando con las reuniones en los barrios del sur y que luego de las mesas de trabajo por barrio se harán plenarios para ir analizando el trabajo que realizan las comisarías de la zona. La funcionaria, presente en los talleres que se realizaron el lunes, destacó “la claridad de los representantes de las organizaciones comunitarias en la demanda de respuestas integrales, no sólo en términos de presencia policial, sino en una presencia más amplia del Estado”.

Arduino precisó que uno de los temas más planteados fue la situación de los jóvenes, desde un punto de vista que tiene que ver con “el desafío de construir un horizonte de posibilidades distintas, que pasan por pensar en la seguridad de los derechos de esos chicos”. Lo que plantearon las organizaciones fue la necesidad de que se asuma “la responsabilidad del mundo adulto, de la sociedad y del Estado en relación con los derechos de los jóvenes”. La secretaria de Estado aclaró que la participación comunitaria que se busca “no quiere confundir el rol de la ciudadanía, de la que se requiere un diagnóstico sobre la situación en materia de seguridad, sin requerir de ella un rol policial”.

El ex ministro de Seguridad bonaerense León Arslanian consideró que el plan anunciado “es muy alentador y altamente positivo, porque está en línea con la concepción por la que bregamos en la provincia”, durante su gestión. Puntualizó que también está “en línea” con el Acuerdo por la Seguridad Democrática de 2009, suscripto por distintas organizaciones no gubernamentales. “La seguridad no es un fenómeno policial solamente, es un fenómeno complejo. Tiene que ver con la violencia, con la pobreza, con el consumo de drogas y de alcohol. Eso demanda acciones multiagenciales.”

Arslanian afirmó que hoy “no se conciben las políticas públicas en cualquier área si no es con la intervención de la comunidad. Estas políticas reconocen la importancia que tienen los diversos actores sociales en la dirección de las medidas que se adopten. Producir la participación ciudadana es una mirada correcta, moderna y fundamentalmente democrática. Tiene que ver con el gobierno democrático de la seguridad”.

El diputado nacional Martín Sabbatella también apoyó “políticas de seguridad con una mirada integral. Por un lado, la conducción política civil de las fuerzas de seguridad y, por el otro, la gestión social de la seguridad. Un abordaje integral, con un eje en la conducción civil y otro en la gestión social de la seguridad pública”. Luego de expresar su coincidencia con el plan anunciado por Garré, sostuvo que son necesarias “la prevención social del delito y la prevención social de la violencia, mediante la participación comunitaria en los planes de seguridad”.

“Hay que darle intervención a la redes sociales que conocen la problemática, para generar políticas de seguridad que sirvan para evaluar y controlar los servicios que presta la policía. El problema de la seguridad no puede ser abordado sólo desde la lógica policial, tiene que haber un abordaje civil integral, del Estado y de las organizaciones comunitarias”. Sabbatella aprobó “la creación del Ministerio de Seguridad y la designación de Garré y los pasos que está dando el ministerio”. Dijo que son los mismos ejes que él llevó “durante diez años”, mientras fue intendente de Morón, “más allá de las contramarchas en la estrategia provincial, durante la gestión de (Daniel) Scioli”.

Sabbatella insistió en que “luego de la reforma policial de Arslanian hubo una contrarreforma de Scioli, que volvió al autogobierno policial, al discurso de la mano dura y a la demagogia punitiva, con las consecuencias negativas que estamos observando en la provincia, con consecuencias muy graves. La política de seguridad nacional es lo contrario de lo que se está haciendo en la provincia de Buenos Aires”.

En los talleres que se realizaron el lunes, sobre formación ciudadana en políticas públicas de seguridad, programas de prevención y control comunitario en seguridad y prevención de la violencia, se advirtió una gran preocupación por los jóvenes de los barrios. Los vecinos no pidieron represión policial sino asistencia y contención. Gabriela Rodríguez, co-autora del libro A la inseguridad la hacemos entre todos, dijo que en los últimos años ha participado “en distintos foros de seguridad, pero nunca vi, hasta hoy, una convocatoria popular semejante. Me pareció muy importante lo que se discutió y espero que se siga en el mismo camino”.

Compartir: 

Twitter
 

El lunes pasado, en la Biblioteca Nacional, Nilda Garré inauguró los foros de participación.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.