ECONOMíA › RECLAMO DE FEDERACIóN AGRARIA AL GOBIERNO

La invasión de los chanchos brasileños

 Por Raúl Dellatorre

Federación Agraria convocó a “una jornada de protesta contra el aumento desmedido” de la importación de carne de cerdo procedente de Brasil. La medida tendrá lugar el martes 19 de este mes “frente a las plantas frigoríficas de importación y en las rutas de acceso” por donde ingresan en el país los camiones con carne de cerdo de Brasil. De acuerdo con los datos difundidos por la entidad agraria, en base a información del Senasa, la importación en los primeros dos meses del año aumentó en un 84 por ciento respecto del mismo período del año anterior. La importación de pulpa de cerdo perjudica principalmente a los pequeños productores, ya que el núcleo de grandes criadores tienen establecimientos integrados (crían, engordan y faenan). “Están destruyendo el esfuerzo de recuperación del sector de los últimos dos años”, se quejaron dirigentes del sector.

Los pequeños productores de cerdo se declararon en situación “crítica”, al no poder vender su producción. La industria del chacinado (producción de fiambres) les estaría comprando a los importadores la pulpa de cerdo a un valor más barato que el costo de procesamiento local. “La diferencia es de aproximadamente 10 a 12 pesos por kilogramo”, señaló un dirigente de Federación Agraria ayer, apuntando además que la entrada de pulpa de cerdo “y no de media res, está destruyendo parte de la industria, porque reemplaza trabajo local”.

Sin embargo, es otro sector de la industria el que se beneficiaría. Voceros del sector gremial empresario apuntan sobre dos grandes criaderos de cerdo que, además, tienen faena propia, y un gran productor de chacinados con posición dominante en el mercado. Entre los tres, habrían capturado la parte más rentable del negocio y estarían condenando al resto a sufrir las consecuencias de la competencia importada. Por otra parte, el gran productor de chacinados señalado es el principal actor en la importación de pulpa de cerdo desde Brasil, lo cual consolida su posición dominante.

En este contexto, los productores solicitaron con “carácter de urgencia” una audiencia con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para que intervenga ante esta situación. Omar Barchetta, vicepresidente de la Federación, recordó que el 23 de marzo ya le habían planteado el problema al ministro, quien “se comprometió a tratar de ver cómo se frena, pero aún no hubo respuesta”. La entidad reclama que el Gobierno “regule la entrada de cerdos, porque invaden el mercado y hacen que baje el precio del producto argentino; el productor no puede esperar cuando su animal está listo para la venta”.

La actividad de producción porcina había recibido un fuerte impulso oficial el año pasado, que está en pleno proceso de desarrollo. Los pequeños productores temen que el esfuerzo se vea frustrado si no se toman los recaudos a tiempo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.