ECONOMíA › LAS VENTAS DE UTILITARIOS Y VEHíCULOS PESADOS SON LAS QUE MáS CRECEN

El record viaja en la caja de la pick up

Las terminales automotrices registraron en marzo el mejor mes de su historia en cuanto a ventas, y también anotaron fuertes subas en la producción y las exportaciones. El primer trimestre del año superó las expectativas empresarias.

La producción, las exportaciones y las ventas de autos a concesionarios registraron en marzo fuertes subas interanuales. Los resultados profundizan la tendencia del primer bimestre y anticipan que este año volverán a batirse todos los records para la industria automotriz. Así lo afirma la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) en el comunicado a través del cual dio a conocer las cifras. Las expectativas empresarias son incluso más cautas que las de especialistas en el sector, quienes proyectan crecimientos más altos que los reconocidos por las terminales. La evolución de este rubro fabril tiene un impacto positivo sobre el indicador de actividad industrial, dada su importante incidencia en la medición.

Las ventas de marzo fueron las más altas de la historia. Se trata de los envíos de las fábricas a su red de concesionarios, que totalizaron 70.583 unidades. Desplazó a noviembre del año pasado, que quedó como el segundo mejor registro, con 70.137 vehículos. El crecimiento interanual fue del 29,1 por ciento, en tanto que el primer trimestre del año promedió una suba del 20,0 por ciento respecto de igual período de 2010. En este caso, los despachos ascendieron a 184.971, contra 154.103 del año anterior. El presidente de Adefa, Aníbal Borderes, señaló que la expansión del mercado interno sería del 8 por ciento en 2011 en relación con 2010. Eso daría un total de 754.000 vehículos vendidos. Sin embargo, si el ritmo de colocaciones se mantuviera en 20 por ciento, la cifra ascendería a 838.000.

Del total de ventas, las que más vienen creciendo en el año son las de vehículos utilitarios y pesados, lo cual es un reflejo de la expansión general de la economía. Los utilitarios subieron 57,6 por ciento en marzo (hasta 16.515 unidades) y 27,0 por ciento en el primer trimestre, en ambos casos respecto de 2010. En cuanto a los vehículos pesados, el aumento fue de 42,7 por ciento en marzo (hasta 3257 unidades) y de 36 por ciento en el trimestre. Y en automóviles, los ascensos fueron de 21,2 por ciento (hasta 50.811 unidades) y 17,6 por ciento.

La producción de las terminales trepó a 70.487 unidades, un 33,8 por ciento interanual (52.669 en marzo de 2010). En el trimestre llegó a 159.486 vehículos, 28,2 por ciento más respecto del mismo lapso del año pasado (124.377). “La Argentina forma parte del exclusivo club de países productores de automóviles gracias al esfuerzo y las inversiones de las terminales, la incorporación de nuevos modelos, el aumento de la capacidad y el desarrollo de proveedores locales”, afirmó Borderes. “La producción alcanzaría un crecimiento del orden del 12 por ciento en el año”, indicó, con lo cual se llegaría a las 800.000 unidades. Pero si se siguiera al ritmo actual, la producción rozaría el millón de vehículos.

La evolución de la industria automotriz repercute de manera directa sobre otras ramas fabriles, como la metalmecánica, el sector plástico y los neumáticos. Su desempeño en los últimos años infló el resultado del Estimador Mensual Industrial (EMI), dada su fuerte incidencia, y también empujó hacia arriba al crecimiento de la economía. Sin embargo, el mayor problema del sector es la todavía baja integración de piezas locales en los vehículos. El Gobierno viene intentando elevar la participación de autopartes, pero la balanza comercial integral, entre terminales y autopartistas, sigue siendo deficitaria. El año pasado el rojo estuvo en el orden de los 6000 millones de dólares.

Las exportaciones de las terminales, de todos modos, van en aumento. En marzo avanzaron 19,0 por ciento interanual y 33,2 por ciento en el primer trimestre contra igual lapso de 2010. Fueron 38.994 unidades el mes pasado y 100.529 en lo que va del año. “Las exportaciones son un factor determinante para el crecimiento de la industria automotriz local”, destacó el titular de Adefa.

Compartir: 

Twitter
 

La evolución de la industria automotriz repercute de manera directa sobre otras ramas fabriles.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.