ECONOMíA › OTRA SUBA DEL ORO, QUE SUMó 29,4 POR CIENTO EN UN AñO Y UN VALOR RECORD DE 1455,72 DóLARES LA ONZA

Inversores en busca del refugio dorado

La crisis del mundo árabe y la fragilidad europea impulsan el precio de los commodities. Además del metal, también el petróleo recobró el impulso alcista en la última semana.

Los conflictos sociopolíticos en el mundo árabe y el escenario de fragilidad en Europa, recientemente potenciado por la crisis política y económica de Portugal, dieron nuevo impulso a los precios de los commodities, en particular el oro y el petróleo. El metal reaccionó de manera positiva frente a la incertidumbre financiera por ser el refugio de valor por excelencia y marcó un nuevo record histórico al cerrar en 1455,72 dólares la onza. Los precios del barril de petróleo en Texas y en el norte de Europa avanzaron durante esta semana hasta tocar los máximos desde el estallido de la crisis internacional, a fines de 2008. La inestable coyuntura global se monta sobre un escenario financiero con las tasas de interés muy bajas y una demanda asiática potente.

Desde mediados de la década del 2000 los mercados financieros muestran alta liquidez en un contexto de desregulación, que impulsó la inversión en activos no tradicionales y derivados. Según especialistas, eso provocó el alza en los precios de los alimentos, el petróleo y los metales. Otros enfatizan que también estarían actuando factores “reales”: por el lado de la demanda, la expansión de las economías asiáticas y el auge de los biocombustibles, junto al opaco crecimiento de la oferta y un horizonte de agotamiento de las reservas de algunos recursos naturales.

Según qué factor explicativo prevalezca, diferente es la proyección de precios. Si predomina el componente financiero-especulativo, una suba en la tasa de la Fed que Estados Unidos aplicaría una vez consolidada la recuperación económica supondría un alza en el costo de oportunidad de invertir en commodities, lo que podría “pinchar” la burbuja de precios. Los que subrayan el lado “real” aseguran que el fenómeno de precios “llegó para quedarse”, de la mano de la presión de la demanda asiática. De todas formas, las recientes situaciones conflictivas en la economía internacional vienen incentivando el comportamiento alcista.

El oro cerró ayer en 1455,72 dólares la onza en Nueva York, un nuevo máximo histórico. Con respecto a la jornada previa registró una suba de 20 dólares, y en forma anual acumula un alza de 29,4 por ciento. El oro constituye un refugio de valor tradicional para los inversores, y desde 2004 su precio muestra un crecimiento muy acelerado, que contrasta con el desempeño estable de los veinte años previos. “Junto con el cobre, la plata, el uranio y la gran mayoría de los metales, el oro aumentó mucho en los últimos años. Además del incremento en el flujo financiero–especulativo frente a la fragilidad financiera global, la demanda ‘real’ de la India (que es el principal consumidor del mundo) también ha crecido mucho”, indicó a Página/12 Nicolás Gutman, investigador del Centro de Estudios Económicos y Monitoreo de las Políticas Públicas (Cemop).

El alza sostenida en el precio del oro hace viables nuevos proyectos mineros cada vez más extremos. “Ya se está explotando oro en el Círculo Polar Artico. Hace diez años ese proyecto era impensable. Hoy es posible por el precio del oro y la tecnología de minería a cielo abierto, que produce estragos ambientales”, agregó Gutman. En los últimos días, los analistas coinciden en apuntar que el encarecimiento que registró el metal se explica por el resguardo que representaría ante la incertidumbre financiera que generó la decisión de la autoridad monetaria de China de volver a subir los tipos de interés para contener la inflación, junto con la sensación de inestabilidad alimentada por el deterioro de la situación económica de Portugal, al que las agencias de calificación le recortaron la calificación de su deuda.

En el caso del petróleo, “la causa número uno de la dinámica alcista de los precios es la incertidumbre que genera la situación de medio oriente y norte de africa”, explicó a este diario el economista Jorge Siaba Serrate. El precio del barril de petróleo WTI, de referencia para el continente americano, cerró ayer en 108,34 dólares, apenas por debajo de la marca del día anterior. En términos anuales, el aumento en el precio del crudo supera el 25 por ciento y el nivel actual se ubica en los máximos registros desde 2008, cuando quedó cerca de los 150 dólares, en pleno apogeo de la burbuja financiera. El barril de Brent del Mar del Norte, de referencia para Europa, alcanzó ayer los 122,80 dólares, un avance del uno por ciento respecto de la jornada previa.

Compartir: 

Twitter
 

Frente a la incertidumbre, se fortalece el valor del oro.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.