SOCIEDAD › LOS ERRORES DE LA SALA III

Fallo con fallas

 Por Carlos Rodríguez

El documento del CELS enumera, en coincidencia con la defensa de Fernando Carrera, las principales irregularidades que presenta la acusación que condujo a las sucesivas sentencias condenatorias.

- En el operativo intervinieron brigadas integradas por policías de civil a bordo de autos no identificables, cuando había patrulleros identificados en el área.

- Hubo uso irregular de armas fuera de toda razonabilidad y en contra de las disposiciones de la fuerza, que prohíbe disparar contra autos en movimiento y que precisa que “el caso de fuga no justifica el uso de armas”.

- La policía dice que los autos de las brigadas se identificaron utilizando la sirena y que no dispararon un tiro hasta que Carrera disparó contra ellos, luego de atropellar a las siete personas. Esta versión fue rechazada por el CELS.

- Los policías no recogieron vainas y otros elementos de prueba que hubieran permitido reconstruir lo sucedido.

- Los agentes de la 34ª no entregaron sus armas para ser peritadas. No se pudo confirmar que ellos no dispararon durante la persecución.

- A los testigos los reunió la policía en el tramo de la última balacera, no durante la persecución previa por la avenida Sáenz.

- En sede policial, los testigos dijeron que “vieron” disparar a Carrera, pero no lo ratificaron en el juicio, donde aclararon que fue sólo una “conclusión” sin ninguna certeza. La Cámara concluyó, igual, que Carrera “disparó”.

- La policía no realizó pericias para confirmar si Carrera disparó o no, porque no hubo estudio de deflagración de pólvora o dermotest. Los jueces dijeron que disparó, en base a los dichos de los policías y de testigos contradictorios.

- El testigo Luis Ríos declaró ante la TV que desde el auto de una de las brigadas hubo disparos de Itaka contra el auto de Carrera en la persecución. La defensa aportó el testigo, rechazado por la Cámara sin argumentos.

- El abogado defensor que tuvo Carrera en los primeros momentos fue “introducido” por la policía. Los jueces tuvieron en cuenta ese “asesoramiento legal” para acreditar que el operativo fue “regular”.

- Son contradictorias las versiones de los dos testigos que, después del robo en Villa Lugano, siguieron al auto en el que supuestamente iban los dos ladrones, aunque cuando llegó a Pompeya el 205 baleado, sólo estaba Carrera a bordo.

- Uno de los testigos, luego de ver una foto de Carrera, dijo que era “parecido al flaco que estaba arriba del auto” en el momento del robo. Luego, ninguno de los dos testigos lo identificaron, ni en el reconocimiento en rueda de personas ni en el juicio oral. El CELS recordó que la ley procesal dice que el reconocimiento fotográfico “es subsidiario”. El CELS consideró que un reconocimiento que fue “negativo” fue considerado “positivo” por Casación.

- Los jueces consideraron que Carrera disparó desde el interior de su auto hacia los policías, aunque eso “no quedó probado en las pericias balísticas”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Fallo con fallas
    Por Carlos Rodríguez
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.