SOCIEDAD › EL MICRO NO ESTABA DADO DE ALTA EN LA PROVINCIA

Habilitado pero no registrado

El vehículo de la empresa Alvarez Hermanos accidentado “no tendría faltas en cuanto a seguridad”, señaló a Página/12 Gerardo Tarchinale, a cargo de la Dirección Provincial de Transporte de Pasajeros de la provincia de Buenos Aires, encargada de los controles del transporte de larga distancia en territorio bonaerense. No obstante, indicó que se encuentra en falta porque “no está registrado en la declaración jurada que la empresa debió presentar para poder operar”. El micro estaba habilitado por la autoridad nacional en la materia, la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT).

A Alvarez Hermanos le corresponde el número de línea 308. Por salir y arribar a puntos dentro del territorio bonaerense la fiscalización sobre su actividad la hace la Dirección Provincial de Transporte de la provincia. La empresa estaba habilitada allí para realizar viajes esta temporada, pero la unidad que chocó no figura en la declaración jurada que presentó la compañía para obtener la autorización.

Gerardo Tarchinale, director provincial de Transporte de Pasajeros, indicó que “el vehículo estaba habilitado en la CNRT como ‘Gran Turismo’, por lo que podía realizar viajes a todo el país. Pero no está dado de alta en provincia”. Los datos surgieron a partir de la investigación de oficio que debe realizar la Dirección a partir del siniestro.

“La infracción no es una cuestión de seguridad propiamente dicha, sino un incumplimiento formal”, explicó Tarchinale. Esa falta puede tener una sanción que podría llegar hasta la caducidad de su permiso. La investigación también muestra que el micro posee un seguro de la mutual Protección Seguros y que pasó con éxito la Verificación Técnica Vehicular (VTV), por lo que debería haber tenido cinturones de seguridad en los asientos delanteros y en todos aquellos que no tengan otro asiento delante.

La autoridad provincial debe controlar el cumplimiento de frecuencias, recorridos, horarios y el estado de los vehículos en unos 600 ómnibus de larga distancia, a los que se deben sumar los pertenecientes a las cerca de 300 líneas urbanas de toda la provincia. Para esa tarea, sólo hay trece inspectores, admiten en la dependencia.

Además, el cumplimiento de los horarios de los choferes y sus descansos –aseguran– no les corresponde, sino que deben realizarlo desde el Ministerio de Trabajo bonaerense. Cada conductor debe descansar doce horas después de cada viaje y tener un día franco cada siete.

Desde la empresa afirman que cada micro cuenta con cuatro conductores: dos para el viaje de ida y dos que esperan en destino para el retorno. Emilio Alvarez, gerente, afirmó que el chofer fallecido “había cumplido su descanso reglamentario”. Por su parte, Mario Calegari, vocero de la UTA, consideró ante este diario que “los controles están muy bien hechos y se hacen desde hace muchísimo tiempo”.

Informe: Lucas Livchits.

Compartir: 

Twitter
 

Los heridos fueron trasladados a Madariaga y Mar del Plata.
SUBNOTAS
  • Habilitado pero no registrado
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.