las12

Viernes, 21 de marzo de 2014

CINE

Todo mal con el rey

Se estrena La tercera orilla, la última película de la realizadora Celina Murga, que pone en escena la doble vida de un hombre y cómo sus hijos e hijas reconstruyen sus identidades en conflicto.

 Por Rosario Bléfari

¿Cómo poner en escena esa figura del reino masculino que es protagonista de historias de miedo y asombro: el hombre con dos familias? Ese “monstruo” capaz de tener la sangre fría suficiente para ir de una a otra vida con naturalidad y destreza. En muchos casos la situación está oculta, algún lado ignora al otro, pero suelen ser los hijos los testigos de todo, obligados a veces a ser cómplices. Pero ¿qué pasa en las ciudades chicas donde todos se conocen, donde la calle, la escuela, los lugares públicos son escenario inevitable de cruces permanentes? Este es el caso de las familias de esta historia, unidas por un médico respetado, dueño de un campo, un verdadero patrón que ejerce su autoridad y su poderío y brinda cierta protección a mujeres e hijos basada en sobres con dinero, algún regalo, una invitación a cazar, a cenar, y que demuestra su amor prepotente delegando responsabilidades. Todo ocurre a cielo abierto, repartiéndose entre la familia oficial y la otra, llevando y trayendo chicos. Pero ¿cómo poner en escena esta historia sin crear un monstruo irreal, ese que nadie toleraría soportar hoy en día, al fin y al cabo, y que se parece más al que se arma en la imaginación colectiva de una charla cuando alguien cuenta una de esas historias de vidas dobles? Un verdadero canalla no parecerá seguramente tan loco, ni tan egoísta, ni tan cínico. Así presenta la directora de La tercera orilla, Celina Murga, al personaje interpretado por Daniel Veronese, convincente y claro, en el papel del padre. Administrando cuidadosamente los gestos del egoísmo y de la forma en la que cuida a los “suyos”. Jorge –no papá, para los hijos no reconocidos– es alguien hasta un punto “considerado”, atento, casi amoroso, pero no lo es en realidad. ¿Cómo decirlo? ¿Cómo mostrar ese filo ambiguo que permite que alguien ejerza ese reinado? Serán los efectos sobre los demás los que lo señalen, será la mirada de los hijos y de la mujer que ha quedado del lado oscuro, la que le dibuje el contorno siniestro. Nunca sus hijos serán sus hijos, aunque todos lleven sus genes. Nunca sabrá quién es quién, el hombre que todo lo puede, lo sabe, lo contempla. En realidad, está ciego. Pocos diálogos, el eje de la cámara en los lugares precisos, planos que permiten detectar el gesto importante, las actitudes que muy bien marcan los actores. Esa prepotencia y ese autoritarismo que no levanta nunca la voz, la resignación y la tolerancia de los otros apenas esbozados. Porque la gente aprende a disimular, se acostumbra a sus penas, a sus insatisfacciones, cuando cada tanto algo parece demostrar que es posible ser feliz, cuando hay que seguir o cuando el amor ablanda. Todos los actores llevan su línea con precisión para rodear a Jorge y pintarlo entero. Y es el debutante actor de 17 años, Alián Devetac, quien más carga como actor, porque es suya la mirada principal, aunque también hagan coro las de los demás. Es que este hijo mayor, no reconocido, es el que sigue paso a paso cada actitud, el que juzga y nos lleva con sus ojos a los detalles que se irán acumulando hasta que el monstruo esté rodeado. La película empieza con los hijos reunidos y resulta un signo: nadie les preguntó si les gusta el lugar que les dan y tienen que soportarlo y agradecer incluso sin protestar. Desde su inocencia pueden ver, sentir y pensar. Comprender y perdonar es cosa de adultos.

Celina Murga nació en el ’73, en Paraná, Entre Ríos, y entre otros trabajos en cine dirigió Ana y los otros (2003), Una semana solos (2007) y en 2009 obtuvo la beca Rolex para estudiar durante un año con Martin Scorsese. Su primer documental, Escuela Normal (2012), ganó la mención especial del Premio Caligari a la mejor película de la sección Fórum de la Berlinale.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.