las12

Viernes, 21 de mayo de 2004

EL MEGáFONO

Mi vida desde la prisión

Por Romina Tejerina*

Para todas las personas que me están apoyando y en especial para el ministro de Justicia Berruezo. Yo estoy muy mal porque es algo injusto todo esto, lo que me están haciendo es terrible, yo ingresé el 16 de abril del 2003 y no me dieron la posibilidad para estudiar, sé que el Juez Argentino Juárez estaba en conocimiento de esto. Estoy muy desesperada porque temo que otra vez se me niegue mi operación (indicada con urgencia a consecuencia de complicaciones derivadas de maniobras abortivas). Ya que eso viene de ese maldito 1 de agosto en donde se abusaron de mí. Yo lo único que sé es que si me llega a pasar algo con mi salud se va a hacer cargo el Juez.
A medida que pasa el tiempo me pone re mal todo. Pero tengo la esperanza de que voy a tener una respuesta a mi favor. Ya que estoy pagando algo injusto, que es este encierro. Es algo que nunca me había imaginado pasar, es una pesadilla que una vez por todas tiene que tener un fin.
Tendría que haber Justicia en esta Argentina y que no solamente tengan espacio aquellas personas que tienen dinero, tendría que ser todo por igual. Porque no solamente destrozan a una niña, a una mujer, sino que también destruyen a una familia completa, que no tiene un futuro pensado, sino que tiene una futuro frustrado sin esperanza a nada.
Ese sujeto que se abusó de mí no puede vivir en paz ya que es un psicópata que solamente piensa en hacerle daño a las jóvenes como yo, que me arruinó toda mi juventud, mi sueño de hacer una cena blanca.
Yo me siento muy presionada y muy controlada por el personal. Si bien sé que soy una interna que estoy detenida, pero no es necesario que me tengan tan presionada psicológicamente porque me hace muy mal y cada día que pasa es como un calvario para mi de ver las mismas personas y recibir las órdenes de personas que quizás son peores que nosotras. En este lugar hay mucha discriminación de parte del personal.
Lo único que quiero ahora es que haya justicia para que yo me pueda ir en libertad y el violador se tiene que pudrir adentro y pasar por todo lo que yo pasé. Es todo lo que yo puedo escribir acerca de esta prisión injusta.

* Romina mantuvo en secreto un embarazo producto de una violación, en el momento del parto –clandestino– mató a su hija. Desde entonces está presa en Jujuy, acusada de homicidio calificado. Su violador no tuvo condena.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.