libero

Lunes, 29 de noviembre de 2004

FúTBOL › LOS PIBES DEL CHINO BENITEZ HICIERON LO QUE PUDIERON

Boca no fue a menos, Ñuls fue más

El equipo rosarino golpeó en los momentos justos y redondeó una merecida victoria que, sumada a la derrota de River, lo deja en una excelente posición para conseguir el campeonato. Los goles de Newell’s fueron marcados por Borghello (2) y Maidana. El descuento de Boca lo logró Boselli. Algunos hinchas boquenses dedicaron a River los goles de los rojinegros.

 Por Ariel Greco

“Los titulares no le ganan a nadie.” “Es mejor que vayan los pibes, que se van a querer mostrar.” “Tiene que poner a la novena, así no ayudamos a River.” “Abbondanzieri es de Central, por eso quiere jugar.” “Los pibes no tienen nada que perder, se van a matar.” “Si perdimos mil partidos, no tenemos que ganar justo éste.” En la previa, frases de ese estilo surgían de la boca de los hinchas locales. Fuera de todas las especulaciones, ya con el resultado puesto, casi todas esas sentencias tuvieron su parte de razón, pero también dejaron su costado vulnerable. Lejos de suspicacias, Newell’s, con inteligencia y juego, le ganó con claridad 3-1 a un Boca juvenil, que dejó en evidencia el mal momento que atraviesa.
Es verdad que los pibes salieron a mostrarse. Pero tan cierto como que con sólo las ganas no les alcanzó para hacerle demasiada fuerza al puntero del campeonato. Es que a Boca le faltó peso en las dos áreas para tener más chances de ganar un partido que se presentaba parejo, pero en el que Newell’s dejó en claro su mayor oficio para quedarse con la victoria. La mejor muestra de ello fue el primer gol. De una jugada intrascendente en la mitad de la cancha, los rosarinos sacaron ventaja con una avivada y empezaron a justificar el triunfo. Ortega apuró un tiro libre y habilitó a Borghello, que sacó un derechazo cruzado para señalar el 1-0.
Boca sintió el impacto y ese momento de duda fue suficiente para que Newell’s liquidara el partido. Sin mostrar una gran superioridad, pero con un perfecto manejo de los tiempos y el oportunismo para marcar, el equipo rosarino fue edificando una victoria fundamental. El segundo tanto llegó luego de una gran maniobra de Marino, que se filtró entre tres defensores y metió un centro atrás para que Borghello conectara de atropellada. A partir de allí, Newell’s tuvo todo bajo control, con la seguridad que le daba el marcador favorable y la impotencia de Boca para dar vuelta el resultado.
El desarrollo se tornó monótono. Más que conforme, Newell’s se limitó a cuidar su arco. Con ocho jugadores detrás de la línea de la pelota, el conjunto de Gallego ya no arriesgó nada. No le hacía falta. Ni hablar cuando en el arranque del segundo tiempo se colocó 3-0 con un centro de Ortega, que Maidana conectó de cabeza y mandó la pelota al ángulo de Abbondanzieri. A esa altura, los rosarinos sólo se ocupaban por las cuentas, mientras Gallego se preocupaba por sobreproteger a sus defensores: afuera Borghello y Ortega, adentro Iriarte y Leandro Fernández.
Del otro lado, Boca intentaba revertir la situación, pero le faltaban ideas. Como a lo largo de todo el torneo, el ahora equipo de Benítez no tuvo ningún jugador que asumiera el rol de conductor. Sólo opuso la voluntad de algunas individualidades. La zurdita incisiva pero todavía liviana de Galarza, la fuerza de Boselli, la dinámica de Cardozo en la segunda parte y muy poco más. Más allá de los sentimientos de los hinchas, a Boca ayer no le faltaron ganas sino que le faltó fútbol. Y ese problema ya parece ser endémico en este último semestre.
Con la suerte sellada, Boca alcanzó un descuento que premió su búsqueda. Fue de la mano de Boselli, uno de los mejores de la cancha, que recibió en el borde del área, esperó la salida de Villar, lo eludió y definió con el arco vacío.

Cancha: Boca.

Arbitro: Juan Pablo Pompei.

Goles: 30m y 35m Borghello (N); 52m Maidana (N); 76m Boselli (B).

Cambios: 58m Iriarte (5) por Borghello (N); 61m Mondaini por Carreño (B); 65m Cardozo por Donnet (B) y Zapata por Rosada (N); 73m L. Fernández por Ortega (N); 84m Vargas por Ormazábal (B).

Incidencia: 89m expulsado Maidana (N).

Compartir: 

Twitter
 

Borghello saca el derechazo cruzado pese a la oposicion de Matellan. Fue el primer gol.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.