libero

Lunes, 29 de noviembre de 2004

FúTBOL › ESTUVO LEJOS DE RENDIR COMO HACE UNA SEMANA

River la sacó barata, pero quedó algo lejos en la tabla

 Por Adrián De Benedictis

Después de todas las sospechas que se habían generado en relación con el partido del líder Newell’s, finalmente su principal perseguidor no pudo resolver su compromiso de forma positiva. River no consiguió repetir el buen rendimiento de la semana pasada ante Independiente para superar a Vélez, y ahora el conjunto de Liniers es el que se encuentra más cerca de los rosarinos. El resultado final no refleja la superioridad que el local terminó exhibiendo sobre el perdedor, que tendrá ahora mayores dificultades para defender su corona.
A partir del triunfo que había obtenido el único puntero en la cancha de Boca, tanto Vélez como River tenían la necesidad de alcanzar la victoria para continuar con pretensiones en el campeonato. Y esa obligación hizo que el conjunto de Núñez se presentara con más decisión que su adversario en el inicio, para apoderarse de la iniciativa del juego. Como Gallardo era bien controlado por Somoza, Luis González era el encargado de conducir al equipo. Pero el pequeño dominio visitante se disolvía cuando se acercaba al área de Sessa.
Vélez había cambiado el esquema de las últimas fechas, no presionaba en campo contrario e intentaba responder por la vía del contraataque, aprovechando la velocidad de Valdemarín y Zárate. Precisamente, el propio Zárate iba a protagonizar una jugada que comenzaría a revertir el desarrollo del encuentro. Cuando se jugaban 25 minutos, el delantero ejecutó un tiro libre y la pelota se fue apenas arriba del arco de Costanzo. Luego de esa acción, fue el local el que pasó a prevalecer sobre el campo de River, y de esa manera construyó varias situaciones para ponerse en ventaja.
Primero Costanzo le ganó el duelo a Somoza, y de ese rebote el arquero volvió a reaccionar para despejar un cabezazo. Pero finalmente el gol llegó a los 31 minutos, cuando Zárate convirtió con un remate cruzado ingresando por la derecha, luego de recibir una asistencia de Valdemarín desde el otro lado.
El final de la primera parte encontró a Vélez más cerca de aumentar la diferencia, con un tiro de Gutiérrez que pasó cerca del palo derecho, luego de desviarse en un defensor de River. El mayor peligro en el área local lo provocó López, pero su remate no tuvo precisión. Hasta ese momento, el equipo conducido por Leonardo Astrada sólo se había acercado con un tiro de González, a los ocho minutos...
La segunda parte se jugó a puro vértigo. Apenas iba un minuto cuando Vélez tuvo una nueva chance: Valdemarín no pudo ante el arquero, y luego Zárate definió alto. La expulsión de Fernández (pareció un exceso de Bassi) provocó el desorden general de River, y también aparecieron los desaciertos del árbitro. Astrada tardó demasiado en hacer ingresar a un delantero, y cuando lo hizo, dejó la cancha López, el único que quedaba.
Vélez tuvo varias opciones para marcar el segundo tanto, y en todas tuvo participación el juvenil Ocampo, de 18 años, que había ingresado por un estático Pérez. River buscaba sin claridad –ya estaba Sand en la cancha–, y al mismo tiempo se desprotegía atrás. El nivel sólido que había mostrado ante Independiente ya había quedado demasiado lejos.

Compartir: 

Twitter
 

final del juego y, quiza, de la ilusion. river perdio y quedO LEJOS DE LA PUNTA.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.