libero

Lunes, 24 de junio de 2002

FúTBOL › TERCERA PRESENTACION EN ESTADOS UNIDOS

Al menos esta vez Boca no perdió: empate sin goles

El tercer partido de Boca en su pretemporada en Estados Unidos fue un empate sin goles ni gloria ante el DC United, en Washington. Expulsado Guillermo en el primer tiempo, perdió peso arriba. Bien Burdisso y Tévez.

En su tercera presentación en Estados Unidos, durante su período de preparación para el próximo torneo Apertura, Boca Juniors apenas pudo igualar sin goles ante DC United de Washington y continúa sin poder ganar. Desde que comenzó su pretemporada, el equipo de la Ribera ha evidenciado dificultades para mantener resultados inicialmente favorables –en las dos presentaciones anteriores– o una marcada anemia ofensiva, en el partido de ayer. Cero a cero y poco para rescatar.
A diferencia de lo sucedido el pasado miércoles en la derrota con Metrostars de Nueva York, el entrenador Oscar Tabárez en este caso puso mayoría de titulares; sin embargo, tampoco en esta oportunidad los resultados fueron los esperados. Boca tuvo un funcionamiento opaco, generó muy pocas situaciones de gol y para colmo jugó con un hombre menos desde los 36 minutos del primer tiempo por la expulsión del Mellizo Barros Schelotto. El delantero recibió su primera amonestación por protestarle al árbitro lo que consideró un penal no sancionado y, en la jugada siguiente, vio la segunda tarjeta por una fuerte infracción a un rival. La reacción de Barros Schelotto condicionó las posibilidades ofensivas de Boca, que hasta el final del encuentro evidenció una clara falencia en la producción ofensiva.
Si bien el equipo de Tabárez no generó peligro, tampoco debió sufrirlo, ya que su esquema defensivo (terminó jugando con tres hombres en la última línea) fue sólido para frenar los avances estadounidenses. La entrada de Schiavi por Calvo a comienzos del segundo tiempo le permitió al técnico experimentar otro tipo de esquema defensivo. Hubo así figuras para destacar. Por un lado, la seguridad de Nicolás Burdisso en la función de último hombre, y por otro –y una vez más– las buenas intenciones de Carlos Tévez, quien pasó a jugar como delantero tras la expulsión del Mellizo, fueron los aspectos más rescatables de Boca.
El equipo del Maestro uruguayo, que espera ansioso la llegada de refuerzos, especialmente de un centrodelantero –vieja aspiración del técnico desde que se hizo cargo del plantel tras el alejamiento de Bianchi–, continúa en deuda en cuanto a los resultados, puesto que venía de perder los dos amistosos anteriores (River Plate 1-2 y Metrostars 2-3).La próxima chance de mejorar los números boquenses se le presentará el 2 de julio, en Houston, nada menos que ante el América de México.

Compartir: 

Twitter
 

Bracamonte en el area rival. Entro por Tevez sobre el final.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.