libero

Lunes, 10 de octubre de 2011

FúTBOL › EL CURIOSO CASO DEL ANSHI RUSO

Billetera mata gol

Sólo los mejores jugadores y entrenadores son adecuados para el Anshi, el club de fútbol ruso de la conflictiva región de Daguestán al que el multimillonario Suleiman Kerimov quiere hacer grande a golpe de chequera. El plan de Kerimov, presidente desde principio de año, está ya definido. “Queremos ser el mejor equipo de Rusia y hacer historia a nivel internacional. A más tardar en dos años, el Anshi debe jugar en la Europa League o en la Champions League”, dijo el ahora entrenador-jugador Roberto Carlos.

El brasileño de 38 años juega hace desde ya seis meses en el Anshi y desde el reciente despido del técnico Gadshi Gadshiev por falta de buenos resultados, es también entrenador. “Estamos trabajando para un día poder codearnos con el Real Madrid o el Manchester United”, dijo Roberto Carlos. El objetivo es contratar a los mejores jugadores rusos en la región del Mar Caspio. “Además, queremos contratar el año próximo a una o dos grandes estrellas” y en la mira está Carlos Tevez (foto), en conflicto con el Manchester City.

Roberto Carlos se muestra entusiasmado: “Kerimov me ofreció seguir trabajando en el club al término de mi carrera. Aunque tengo ofertas de los Emiratos Arabes Unidos y de Brasil, ésta es la mejor”. El contraste entre el millonario del fútbol y la situación general en Daguestán no podría ser mayor. Las condiciones casi de guerra civil con enfrentamientos casi diarios entre terroristas islámicos, tropas fieles a Moscú y bandas criminales no parecen molestar a Roberto Carlos.

“Kerimov pone a nuestra disposición todo lo que necesitamos: un auto con chofer y seguridad. En cualquier caso no tengo miedo de estar en Rusia, sólo me falta acostumbrarme al frío”. Además, Roberto Carlos y compañía apenas se enteran de la brutal realidad en Daguestán: el equipo vive y se entrena en Moscú, sólo vuela para los partidos de local.

Los jugadores más deseados ahora son, según Roberto Carlos, los ingleses Frank Lampard y Steven Gerrard. Tevez le gusta al presidente. El delantero estrella Samuel Eto’o ya fue contratado: por un sueldo anual de unos 28 millones de dólares el camerunés defiende los colores del conjunto caucásico.

El nuevo entrenador deberá ser también de alta categoría: se rumorean los nombres del seleccionador de Inglaterra, el italiano Fabio Capello, e incluso del portugués Jose Mourinho. Ambos lo desmintieron de inmediato.

Los hinchas, sobre todo los de los tradicionales clubes de Moscú y San Petersburgo, odian al nuevo rico. El equipo millonario es abucheado despiadadamente en sus partidos fuera de casa. Por si fuera poco, se lanzan gritos racistas contra los caucásicos, ya de por sí poco queridos.

Los caucásicos, de piel morena, son considerados por la mayoría de los rusos como terroristas y criminales. Al internacional ruso Yuri Shirkov lo llaman “traidor” desde su pase del Chelsea al Anshi, y eso le persigue hasta con la camiseta del equipo nacional.

Pero por ahora el proyecto está frenado. Tras la derrota en casa el último fin de semana por 1-0 contra el Lokomotiv de Moscú, el equipo sigue estancado en el octavo lugar de la tabla.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.