libero

Lunes, 10 de octubre de 2011

RUGBY › LOS PUMAS CAYERON 33-10 CON LOS ALL BLACKS EN LOS CUARTOS DE FINAL DEL MUNDIAL

Con la defensa no alcanzó para dar la sorpresa

El equipo de Phelan neutralizó con actitud y tackles durante un buen lapso a los locales, pero no tuvo peso en ataque y lo terminó pagando con un desgaste excesivo. Por eso, los neocelandeses establecieron una ventaja lógica al final del partido.

Pese a hacer un buen partido, Los Pumas no pudieron con los All Blacks, que los derrotaron por 33-10 y los dejaron afuera de la séptima Copa del Mundo de rugby en los cuartos de final. Ante 57.912 espectadores, los rugbiers albicelestes realizaron un gran trabajo en defensa a tal punto que apenas recibieron dos tries a lo largo de los 80 minutos, la cifra más baja marcada por los locales en lo que va del certamen.

Las virtudes de los jugadores argentinos estuvieron en el costado defensivo, ya que se las ingeniaron para contener a su rival, pero tuvieron muy pocas pelotas para atacar. De todos modos, se dieron el gusto de marcar un try en el primer tiempo a través del tucumano Julio Farías, quien terminó siendo la figura del equipo argentino por su notable trabajo en el aspecto defensivo (19 tackles).

Los All Blacks ganaron merecidamente, pero no dejaron demasiado margen para el elogio y tendrán que crecer si quieren seguir adelante en el torneo el domingo próximo cuando se enfrenten, también en el Eden Park de Auckland, a Australia, que a primera hora, en Wellington, derrotó a Sudáfrica 11-9.

Los Pumas cumplieron bien con el libreto en el primer tiempo del que se fueron en desventaja por 12-7, pero sin recibir tries e incluso llegaron a estar arriba en el marcador. El equipo albiceleste defendió durante casi todo ese segmento y lo hizo muy bien, con Julio Farías (13 tackles) y Rodrigo Roncero (12) como estandartes, y además llevó el juego a un trámite lento y aprovechó una de las tres oportunidades que tuvo para sumar. Fue a los 30 cuando el tucumano Farías le puso su sello a una acción nacida en un scrum del que se levantó el rosarino Leonardo

Senatore, ganó unos 20 metros y luego la pelota pasó por casi todos los backs hasta llegar al autor del try que levantó la ovalada a metros del ingoal y apoyó en la bandera derecha.

La conversión de Felipe Contepomi dejó las cosas 7-6 para Los Pumas (Piri Weepu había puesto al frente a los All Blacks con dos penales), pero en los últimos minutos los argentinos volvieron a retroceder y Weepu, capitalizando dos nuevas infracciones, selló el parcial que no dejó para nada conformes ni a los jugadores locales ni al público que colmó Eden Park.

Un penal de Marcelo Bosch en el inicio del segundo tiempo (10-12) invitó a ilusionarse un poco, pero los All Blacks siguieron siendo dueños de la iniciativa. A los locales les faltó un poco más de dinámica y de creatividad, además de un poco de precisión, para liquidar antes el pleito. Pero de ahí en adelante su victoria nunca estuvo en duda, ya que Los Pumas volvieron esporádicamente a situarse dentro de los 22 metros finales y recién lo hicieron cuando el partido estaba liquidado. El ingoal argentino aguantó hasta los 27 minutos cuando uno de los pocos errores defensivos derivó en el try de Kieran Read y volvió a caer sobre el final cuando Brad Thorn –uno de los mejores del partido– le puso su sello a una gran acción de Cory Jane.

Fue el final del camino de estos Pumas, que se retiraron con una derrota digna ante el local y gran favorito del torneo. El balance terminó siendo positivo. A lo largo del torneo el equipo defendió muy bien, aunque quedó algo en deuda en el aspecto ofensivo. Se logró el objetivo de meterse entre los ocho mejores del mundo en medio de un período de recambio que se extenderá en los próximos cuatro años, con una derrota ajustada ante Inglaterra y un buen triunfo ante Escocia. Y se justificó la inclusión en el Rugby Championship, en el que a partir de la próxima temporada Los Pumas tendrán la posibilidad de competir con los mejores del planeta para seguir creciendo de cara a la próxima cita mundialista, dentro de cuatro años en Inglaterra.

33- NUEVA ZELANDA

Muliaina; Jane, Smith, Nonu y Williams; Slade, Weepu; McCaw, Read, Kaino; Whitelock, Thorn; Franks, Mealamu, Woodcock.

DT: Graham Henry

10- ARGENTINA

R. Gurruchaga; Agulla, Bosch, Contepomi, Camacho; S. Fernández, Vergallo; Senatore, Leguizamón, Farías; Albacete, Carizza; Figallo, Ledesma, Roncero.

DT: S. Phelan

Estadio: Eden Park, de Auckland.

Arbitro: Nigel Owens (Gales).

Tantos: 12m, 25m, 34m y 39m penales de Weepu (NZ); 31m try de Farías convertido por Contepomi (A); 45m penal de Bosch (A); 49m, 58m y 72m penales Weepu (NZ); 67m try de Read (NZ); 76m try de Thorn convertido por Cruden (NZ).

Cambios: 32m Cruden por Slade (NZ); 39m Ayerza por Roncero (A); 47m Lalanne por Vergallo (temp.) (A); 49m Imhoff por Agulla (A); 59m Scelzo por Figallo (A); 62m Ali Williams por Whitelock (NZ) y Campos por Carizza (A); 65m Hore por Mealamu (NZ); 68m González Amorosino por Rodríguez Gurruchaga (A); 69m Creevy por Ledesma (A); 72m Cowan por Weepu (NZ) y Vito por McCaw (NZ); 79m Lalanne por Leguizamón (NZ).

Amarillas: 65m Vergallo (A).

Compartir: 

Twitter
 

Kieran Read apoya ante la impotencia de Gonzalo Camacho. Try para los All Blacks, que eliminaron a Los Pumas en cuartos de final del Mundial.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.