libero

Lunes, 10 de septiembre de 2012

FúTBOL › UN GOL DE FARíAS PARA EL EMPATE DE INDEPENDIENTE

Apenas dio en el Tecla

Los hinchas del Rojo reclaman victorias para escaparle a la zona del descenso, pero el equipo no produce alegrías. Quilmes no pudo sostener la ventaja que había logrado a través de Mansilla.

En la previa fue un dato que pasó inadvertido, aunque bien pudo haber servido de premonición para lo que todos los espectadores iban a presenciar. La estadística marcaba que de los últimos cuatro enfrentamientos en Avellaneda entre Independiente y Quilmes, tres fueron empate. Y para no quebrar ese registro, ayer ambos equipos volvieron a igualar. Fue 1-1 en un partido que tuvo más fricción e imprecisiones que fútbol. El punto le cayó mejor a Quilmes, que suma nueve unidades y engruesa el promedio. Para el club de Avellaneda, el panorama no puede ser peor: apenas tres puntos en seis partidos jugados, 13 encuentros sin conocer la victoria y en zona de descenso directo.

No será Misión imposible, como la reconocida serie estadounidense, pero la tarea que tendrá Américo Gallego para sacar a flote a este Independiente manso e inofensivo será más que ardua. Es que el conjunto de Avellaneda, si bien ayer ante Quilmes mejoró con respecto a su labor ante Godoy Cruz, sigue siendo un equipo sin eje y al que le cuesta horrores generar situaciones de gol. Sí, ayer volvió a pecar con su mayor dificultad: generar peligro. Además del gol, el local sólo dispuso de una llegada, a través de un remate de Farías que no inquietó a Trípodi.

No obstante, que Independiente haya jugado mal no quiere decir que se encontró con un rival muy superior. Pero sí jugó contra un equipo que sabe qué hacer dentro del terreno de juego. El elenco del Sur del Gran Buenos Aires no se luce, pero es pragmático. Garnier, Romero y Mattos presionaron las salidas de Battión y Zapata, y en muchas ocasiones provocaron el pelotazo sin destino desde el fondo local. El contragolpe fue el método elegido para atacar, y dio resultados. Primero, el visitante avisó con un remate de Mansilla que, tras un centro de Romero, enganchó y fusiló a Navarro, quien a puro reflejo logró desviar el tiro.

Pero Quilmes tendría revancha. Mientras Independiente tenía sus líneas desconectadas, lo que dejaba a Farías y a Leguizamón muy solos en ataque, el visitante se puso en ventaja a través de un golazo de Mansilla, que coronó una gran jugada colectiva. Y Quilmes estuvo cerca de liquidarlo, cuando Cauteruccio estrelló un remate en el travesaño.

El regalo le salió caro al visitante porque, apenas comenzado el complemento, Rosales mandó un centro pasado, Ferreyra controló la pelota y la tocó al medio para la entrada de Farías, quien empujó al gol. Con el empate en el bolsillo, el local, entusiasmado con el aliento de su gente, fue con todo por la victoria. Sin embargo, chocó con la dura realidad que le toca vivir: no tiene claridad y, por lo tanto, no llega al arco rival. Quilmes, en tanto, siguió apostando a la contra, pero con el correr de los minutos se refugió y cuidó un empate, que terminó siendo justo.


Estadio: Independiente.

Arbitro: Germán Delfino.

Goles: 35m Mansilla (Q); 51m Farías (Q).

Cambios: 58m Fredes por Rosales (I), 68m Benítez por Zapata (I), 77m Godoy por Leguizamón (I) y Telechea por Lima (Q), 84m Núñez por S. Romero (Q), 88m Diz por Caneo (Q).

Incidencia: 73m expulsado Benítez (I).

Compartir: 

Twitter
 

Farías pelea el balón con Mattos. El delantero anotó el empate.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.