libero

Lunes, 30 de junio de 2014

FúTBOL › NO ES LA COPA AMéRICA QUE JUEGA BRASIL, NI LA ZONA DE FRANCIA Y ALEMANIA PARA LOS AFRICANOS

¡Qué cuadro, compañero, que nos tocó!

Suiza es el horizonte más cercano; pero a mediano plazo, si la Argentina hace valer su jerarquía, asoman más equipos europeos, como Bélgica u Holanda, si es que los conjuntos de la Concacaf como Estados Unidos o Costa Rica no dan la sorpresa.

Página/12 En Brasil

Desde Belo Horizonte

El milagro de Holanda, que ayer dio vuelta el partido frente a México cuando le quedaban apenas tres minutos para despedirse de la Copa del Mundo, es algo sobre lo que el entrenador del seleccionado, Alejandro Sabella, debió tomar debida nota. Es que aunque todavía falta y nada está dicho en esta segunda etapa del Mundial de Brasil 2014, el equipo de Louis van Gaal está dentro de los posibles objetivos de los argentinos. Claro que, para que ello ocurra, tanto unos como otros deberán avanzar a las semifinales. Antes, en el camino de Holanda aparece Costa Rica, y en el de Argentina la modesta pero aguerrida Suiza, que mañana le dará al equipo nacional la prueba de temple que está necesitando para terminar de despegar y mostrarle al mundo que es mucho más que un Lionel Messi inspirado; y un paso más adelante, siempre que atraviese el primer obstáculo, aparecen en el horizonte Bélgica o Estados Unidos, que también definirán su llave por los octavos de final en el segundo turno de la jornada de mañana.

Suiza no se presenta como un rival accesible para la Argentina. Se trata de un equipo que sale a especular y que, después de lo que le pasó con Francia, en la segunda ronda del Grupo E, no se animará a volver a intentar jugar con un grande del fútbol de igual a igual. Francia le desnudó sus falencias defensivas y el entrenador alemán Ottmar Hitzfeld, dos veces ganador de la Champions League, no es un improvisado y es un hecho que saldrá a jugarle a la Argentina como más le duele. Seguramente le presentará un planteo compacto, que buscará jugar con la desesperación de la Argentina, e intentará aprovechar los espacios que los volantes y marcadores laterales argentinos dejan a sus espaldas para lastimar de contra.

Para avanzar en la llave, el equipo de Sabella tendrá que hacer muy bien las cosas y deberá, sobre todo, tener paciencia para encontrar las grietas del conjunto suizo, que las tiene tanto en el juego aéreo como por abajo; y que –mucho más que la Argentina– depende de su jugador emblema, el albanés Xherdan Shaqiri, que la rompe en el Bayern Munich.

Con su esquema conservador y su predilección por jugar el partido en el mediocampo, donde sus volantes ejercen una buena presión, Suiza logró dos victorias en la primera fase, 1-0 frente a Ecuador y 3-0 frente a la débil Honduras.

Si Argentina sale victoriosa del duelo por octavos, sus posibles rivales en cuartos de final serán Bélgica o Estados Unidos. Los Diablos Rojos se presentan como un rival más complicado, ya que integran el lote junto a la Argentina, Colombia y Holanda de los equipos que lograron el puntaje ideal en la primera fase de la competencia, con tres triunfos. Bélgica consiguió en su debut dar vuelta (2-1) un partido que se le había complicado frente a Argelia, otro equipo que sorprendió con su clasificación y que hoy se enfrentará con Alemania. Después venció por la mínima diferencia a Rusia y a Corea del Sur, un equipo que mostró condiciones como para ganarles a todos sus oponentes, pero apenas consiguió un punto tras empatar 1-1 con Rusia.

En cambio, Estados Unidos se clasificó con lo justo, con apenas 4 puntos, producto de su triunfo frente a la sorprendente Ghana –que por desfachatez les marcó goles a todos: dos a Alemania, uno a Estados Unidos y otro a Portugal–, y su empate 2-2 con Portugal, al que terminó dejando afuera de la Copa por diferencia de gol (-3).

En semifinales, lo lógico sería que apareciera Holanda, que aunque ayer sufrió más de lo imaginado frente a México, ganó un partido clave para fortalecer su carácter. Eso, sumado a todo lo bueno que hizo en la primera parte de la competencia, donde goleó 5-1 a España, y se impuso 3-2 a Australia y 2-0 al durísimo equipo chileno, que casi pone en octavos de rodillas a Brasil, la erigen como candidata. Pero antes tendría que pasar por un escollo que, por lo visto, no se presenta tan accesible: el equipo de Costa Rica, la sorpresa del Mundial, que arrancó con dos victorias sobre Uruguay por 3-1 y sobre Italia por 1-0, y que después, ya clasificada, empató nada menos que con Inglaterra, para terminar adjudicándose el denominado Grupo de la Muerte, en el que nadie, absolutamente, le daba posibilidades de vida. Ayer, para colmo, tuvo suerte en los penales. Porque Los Ticos tenían la clasificación para los cuartos en el bolsillo y los griegos empataron en el descuento; aunque terminaron de definir 5-4 en los penales.

Compartir: 

Twitter
 

La Selección Argentina llegó anoche a San Pablo, donde se instaló para el partido de mañana ante Suiza.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.