libero

Lunes, 30 de junio de 2014

FúTBOL › PARA SACUDIR LA MODORRA DE UN BRASIL QUE CASI QUEDA AFUERA

Scolari decidió pegar cuatro gritos

Se quejó del arbitraje, para volcarlo a su favor, y mandó señales a su mediocampo, para procurarse juego y para ponerse a la altura del próximo desafío: contrarrestar la jerarquía de James Rodríguez, quien hasta aquí hizo más goles que Neymar...

Página/12 En Brasil

Desde Belo Horizonte

El susto que le pegó Chile caló hondo en el seleccionado brasileño, que de ahora en más buscará reforzar su carácter dentro del campo de juego para que ningún otro equipo en este Mundial se le anime como lo hicieron en el Mineirao los dirigidos por el argentino Jorge Sampaoli, quienes estuvieron muy cerca de dar el gran golpe en Brasil. El entrenador Luiz Felipe Scolari, experimentado y mañoso como pocos en estas tierras en las que la hospitalidad es moneda corriente, avisó que ni sus jugadores ni su cuerpo técnico respetarán como lo han venido haciendo a los rivales.

La bronca de Scolari tiene sus fundamentos. Primero, el golpe en el muslo que recibió Neymar de parte de Aranguiz, a poco de comenzar el partido por los octavos de final, y que condicionó al delantero para el resto del partido. “Hizo un esfuerzo grande, tal vez tengamos un problema para tenerlo el próximo juego”, admitió el entrenador brasileño. Scolari descargó su ira frente al arbitraje del inglés Howard Webb, quien cuenta con el apoyo de la FIFA y suele ser convocado para los partidos de alto voltaje y que, a decir verdad, no tuvo el sábado una mala labor: no sancionó el penal cuando Fred se tiró en el área y le anuló el gol a Hulk, en una jugada polémica, ya que el volante bajó la pelota en el área con el pecho, pero abrió el brazo para que la pelota no se le escapara. “No conseguimos entender cómo le pegan de esa forma y no sacan tarjeta. La pierna está de este tamaño”, graficó con elocuencia.

El golpe y el agotamiento físico de Neymar, cuya última imagen dentro de la cancha fue su llanto, se presentan ahora como un condicionante para Scolari, quien tiene que pensar cómo arma el equipo para enfrentar a la Colombia de José Néstor Pekerman, uno de los equipos que mejor ha jugado hasta ahora en la Copa. Pero quienes aquí lo conocen, saben que la queja bien puede ser parte de una nueva estrategia que el DT está decidido a poner en marcha para intentar ayudar a su equipo a alcanzar la final del Mundial. “Los árbitros están un poco reticentes con Brasil. Yo no sé si vamos a ser campeones, pero nos estamos preocupando un poco por los árbitros”, insistió el DT tras el partido frente a los chilenos.

Pero por más preocupaciones que insinúe Scolari, el astro Neymar tendrá unos días para recuperarse de su gran esfuerzo ante Chile, y aún no existen indicadores que digan que el delantero de Barcelona se vaya a perder el partido por los cuartos de final.

Entonces, la única y mayor preocupación que debe tener Scolari por estas horas es sencillamente cómo hacer para frenar el juego de James Rodríguez, el enganche colombiano que está sorprendiendo prácticamente a todos en el Mundial. Scolari, está claro, no confía ciento por ciento en su mediocampo; lo hecho por Chile el sábado, que le quitó la pelota y se la movió por el medio como quiso, es algo que Scolari no puede sacarse de la cabeza. Entonces, si se suman las preocupaciones y las críticas a los árbitros, no sería descabellado pensar que Brasil está buscando por un lado condicionar a los jueces y por el otro hacerle sentir a James que no la tendrá fácil ante los volantes brasileños, porque éstos “dejarán de respetar a los rivales y de ser hospitalarios”, es decir que saldrán a jugar fuerte para condicionar al joven volante colombiano.

Para contrarrestar esto, Pekerman tendrá que encontrar su antídoto. La clave bien puede ser algo que al seleccionado cafetero le sienta muy bien: quitarle la pelota, como lo hizo Chile en la segunda parte, y moverla rápido hacia las bandas y hacia adelante, para aprovechar los espacios que Brasil, en su obligación por salir a buscar el resultado, dejará en defensa.

Compartir: 

Twitter
 

n “Yo no sé si vamos a ser campeones pero nos estamos preocupando un poco por los árbitros”.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.