libero

Lunes, 30 de junio de 2014

FúTBOL › EL DELANTERO DEL PSG SERá TITULAR MAñANA EN SAN PABLO

Suiza marca la hora del Pocho

Reemplazará a Agüero, como quedó claro en el entrenamiento de ayer, pero hay amplio margen para especular por dónde se moverá en el terreno, si como un delantero extremo acompañando a Higuaín o más cerca de la línea de los volantes.

Página/12 En Brasil

Desde Belo Horizonte

El impulso futbolístico que tomó el seleccionado argentino en el inicio de la Copa del Mundo tendrá mañana un desafío clave en esta nueva etapa del torneo. La ausencia obligada de Sergio Agüero no sólo implicará un cambio de nombre sino que también podría desembocar en una variante posicional para el equipo. El hombre que reemplazó al ex Independiente frente a los nigerianos fue Ezequiel Lavezzi, y se especula que el conductor Alejandro Sabella le daría continuidad al jugador del Paris Saint-Germain. El punto radica en saber el lugar de la cancha donde se ubicará Lavezzi. ¿Lo hará igual que Agüero, bien adelantado para acompañar a Higuaín en los últimos metros? ¿O estará más cerca de los volantes, sobre la franja derecha, para colaborar en la recuperación de la pelota y aprovechar su velocidad en los contraataques?

Sabella estará buscando las respuestas a esos interrogantes, pero si se tiene en cuenta sus preferencias, se inclinaría por la opción más conservadora, y dejaría la audacia en segundo orden. La preocupación principal de Sabella para este duelo con los suizos es la contención de sus marcadores laterales, quienes suelen incursionar en ataque con continuidad. Tanto Stephan Lichtsteiner como Ricardo Rodríguez mostraron buena predisposición para ir hacia adelante, sobre todo en la goleada ante Honduras. De esa manera, Lavezzi cubriría esa zona parándose como un volante por la derecha y cuando el equipo se adelante, pasaría rápidamente a acompañar a Messi e Higuaín. Del otro lado, el que se encargará de esa función será Angel Di María.

La incertidumbre será saber si esas precauciones le quitarán llegada con sorpresa al seleccionado, ya sea tanto por la derecha como por la izquierda.

Por diferentes circunstancias, Lavezzi pasó a estar en el centro de la escena antes de la competencia, y después del partido ante Nigeria. El episodio nunca esclarecido ocurrido en el predio de Ezeiza, cuando eludió un control antidoping dispuesto por la FIFA saliendo de la concentración la noche anterior por una puerta lateral del complejo, casi lo deja afuera del Mundial, pero la intervención del capitán (Messi) y el subcapitán (Mascherano) para que no sea desafectado le permitió llegar a Brasil. Más allá del estallido mediático que provocó su actuación del miércoles pasado, sobre todo entre el público femenino por las redes sociales, incluida la broma a Sabella arrojándole agua en el rostro, el jugador ganó terreno ante Rodrigo Palacio, quien parecía el primer suplente entre los hombres de ataque.

El desempeño de Lavezzi ante Nigeria no desentonó, y tampoco cuando le tocó ingresar ante Irán, explotando el lado derecho de la cancha con criterio, lo que provocó aproximaciones de riesgo en los últimos minutos. El reto que tendrá ahora es saber de qué manera responde jugando desde el inicio, en una etapa donde los equipos no tienen margen de error y una equivocación le puede costar la despedida del Mundial.

De la misma manera tendrá su porcentaje de responsabilidad el entrenador, que decidirá cómo se moverá Lavezzi, y a partir de ahí el cambio táctico que presentará el conjunto nacional. La apuesta de agregar a un volante con menos influencia ofensiva, como serían los casos de Maximiliano Rodríguez o Augusto Fernández, lo que dejaría solos a Messi e Higuaín en el ataque, provocaría seguramente una nueva disputa de estilos con la estrella del Barcelona, y eso es algo que el entrenador prefiere evitar, al menos por ahora. Otro que también tiene una chance, aunque más pequeña, es Enzo Pérez, quien no ha participado aún en la Copa.

La inclusión de un quinto defensor, en lugar de un mediocampista, quedó momentáneamente relegada, al menos desde el comienzo. Pero, sin duda, si Sabella considera necesaria la presencia de otro hombre en la última línea, sobre todo para sostener un resultado favorable a pocos minutos del final, en estas series a un solo encuentro, lo aplicará sin detenerse en el pensamiento de los futbolistas.

El ingreso del ex San Lorenzo será la única modificación que realizaría Sabella, quien ha tomado la costumbre de anunciar a los titulares el mismo día del partido, una modalidad que sigue utilizando debido a la seguidilla de triunfos. El “otro” Mundial está comenzando para Argentina, y la segunda parte se avecina con algunas novedades en el juego. Según parece, más acorde con lo que pretende el técnico, para que el seleccionado tenga su propia impronta.

Compartir: 

Twitter
 

Lavezzi se pararía como un volante por la derecha y cuando el equipo se adelante, pasaría rápidamente a acompañar a Messi e Higuaín.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.