libero

Lunes, 4 de abril de 2016

FúTBOL › EL PáLIDO 0-0 CON SARMIENTO ALEJó A INDEPENDIENTE DE LA PELEA EN LA ZONA 2

Hasta el cielo se ha puesto a llorar por el empate

El equipo de Mauricio Pellegrino no supo resolver el intríngulis imaginado por Ricardo Caruso Lombardi para sumar algún punto en la difícil tarea de mantener a los de Junín en la máxima categoría del fútbol argentino.

Independiente empató 0-0 con Sarmiento en la lluviosa noche de Junín y dejó pasar una inmejorable oportunidad de consolidarse en la pelea por la punta de la Zona 1, donde ahora manda Godoy Cruz, con cinco puntos más que el Rojo.

Como se esperaba en la previa, los de Avellaneda asumieron el rol protagónico. Desde la primera acción mostraron ambición ofensiva, sumando a sus laterales a todos los ataques. En contraste, Sarmiento aguantó los minutos iniciales agrupando a sus jugadores en su campo, achicando los espacios y apostando al contragolpe.

Pese al dominio y al control de la pelota, el visitante no conseguía profundidad y sus opciones de inquietar a Tripodi se limitaban a las pelotas paradas. Esa dinámica cambió sobre los 15 minutos, cuando el palo le negó el gol al local, después de un remate de Niz que rebotó en Cuesta. La jugada convenció a los once de Caruso Lombardi de que las espaldas de Toledo y Tagliafico eran flancos propicios para llegar a Campaña, el arquero que sobre los 17 cortó con un manotazo un centro muy peligroso.

El crecimiento del local se dio en simultáneo con un período en el cual el Rojo cayó en imprecisiones en el manejo del balón, a consecuencia de la prolija telaraña imaginada por Caruso Lombardi para hacer un partido trabado.

En el comienzo del complemento nada cambió. Independiente insistía, aunque el único delantero inspirado para romper el prolijo cerco de Sarmiento fue Rigoni, por cuyos pies pasaba cada intento del Rojo. A los de Junín, muy complicados con el promedio, parecía conformarlos el empate.

La tozudez en la búsqueda puso a Independiente cerca de la ventaja, a través de Fernández y más tarde de Rigoni. Para ese entonces, Pellegrino había movido el banco, mandando a la cancha a Benítez, buscando mayor desequilibrio en el mano a mano y en los espacios reducidos que proponía la telaraña de Sarmiento. No había caso. Con el Cebolla Rodríguez muy apagado, con Ortiz y Rodríguez Berrini sin capacidad de generación y con Denis apagado, al Rojo se le cerraban todas las posibilidades. Entonces, el técnico visitante jugó su última carta: desarmó el doble cinco y apostó a la conducción y las ideas de Aquino. Sarmiento no cambiaba. Se agrupaba en su campo, dejaba hacer, y cuando podía salía en contraataque, Pero la profundidad sólo la conseguía a través de jugadas de pelota parada. Como en un tiro libre que cerca de los 30 minutos, Campaña le tapó al ingresado Sánchez. Observando esa performance en ofensiva se entiende por qué el equipo de Caruso Lombardi acumula más de cuatrocientos minutos sin convertir.

Así, entre un local que apostó a sacar provecho de un error y al que una igualdad le servía y un visitante con pocas ideas e indivualidades en llamativo bajo nivel, el partido se fue apagando con sólo un par de chances para rescatar, sobre todo aquella protagonizada por Campaña sobre el final, tapando sobre su palo derecho el remate de larga distancia de López.


Estadio: Sarmiento.

Arbitro: Diego Abal.

Cambios: 58m Benítez por Fernández (S); 62m Mercado por Antonini (S); 70m Alvarez por Sánchez (S), Aquino por Ortiz (I); 83m Gómez por Rigoni (I), López por Fornari (S).

Compartir: 

Twitter
 

Rigoni le pega a la pelota ante la presión de un rival.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.