libero

Lunes, 17 de noviembre de 2014

CONTRATAPA › FEDERER RENUNCIó A JUGAR EN LONDRES Y DJOKOVIC GANó SIN TRANSPIRAR

La antifinal

Se esperaba ansiosamente la definición del Masters entre los dos mejores tenistas del mundo, pero el suizo acusó problemas físicos en la espalda para no presentarse, La semana que viene debe disputar la final de la Copa Davis.

Roger Federer renunció a jugar la final del Masters de Londres ante el serbio Novak Djokovic. La decisión del suizo dio al serbio su tercer título consecutivo en el torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del año y puso fin a la temporada. “Lamentablemente, no estoy en condiciones de jugar”, dijo Federer sobre la cancha del O2 Arena londinense ante un decepcionado público que había llenado los 17.500 asientos del estadio para ver una final perfecta entre los número uno y dos del mundo.

El suizo disputó el sábado en semifinales un partido maratónico de casi tres horas ante su compatriota Stanislas Wawrinka, en el que superó cuatro match-points. Después del duelo, Federer, que debe disputar el próximo fin de semana en Francia la final de la Copa Davis –el último gran título que le falta–, se quejó de problemas en la espalda.

“Intenté durante todo el año estar preparado para el Masters y no me gusta terminar así –dijo el suizo–. Intenté todo la última noche y hoy: remedios para el dolor, tratamiento, descanso, calentamiento, pero no puedo competir a este nivel ante Novak. Sería peligroso a mi edad hacerlo”, añadió el tenista de 33 años. “Quería disculparme personalmente. Fue una gran semana para mí. Jugué un gran tenis. Me gusta venir al O2, me trae muy buenos recuerdos”, agregó. “Mis felicitaciones a Novak, que tuvo una gran temporada. Y un gran torneo.”

Djokovic, que jugó una exhibición con el británico Andy Murray para compensar al público londinense, recibió sobre la cancha el trofeo de campeón, aunque dadas las circunstancias, celebró el triunfo con moderación. “Estoy feliz de estar aquí con este trofeo después de mi temporada este año. Estoy lleno de alegría incluso aunque no es la forma en la que uno querría terminar”, dijo. Djokovic recibió un cheque por 2.075.000 dólares por el título del Masters, mientras que Federer recibió otro por 1.095.000.

“Roger es uno de los más grandes de nuestro deporte y sé que si hubiera podido jugar lo habría hecho”, añadió. Djokovic se aseguró terminar el año como número uno al ganar los tres partidos de su grupo en Londres. De esta forma, logró cerrar la temporada en lo más alto del ranking por tercera vez, después de hacerlo en 2011 y 2012. “Esto es una gran felicidad, después de todo lo que he pasado en la temporada para llegar aquí y terminar el año como número uno. Le debo gratitud a mi equipo, a toda la gente que estuvo cerca de mí. Es uno de los máximos retos en este deporte. Así que estoy contento de ser coronado como número uno al final de temporada”, señaló.

En su octava participación en el Masters, Djokovic se convirtió en el primer tenista en ganar tres veces seguidas, desde Ivan Lendl entre 1985 y 1987. El serbio, que nunca perdió una final en el torneo de maestros, ganó también el título en 2008. El número uno del mundo sumó además su séptimo triunfo del año en ocho finales para llegar a 48 títulos en su carrera. La actividad se reanudará en los torneos previos al Abierto de Australia, que se disputará del 19 de enero al 1º de febrero de 2015.

¿Mala onda?

Se dispararon los rumores sobre el posible alejamiento que puede existir entre Federer y su compatriota Stan Wawrinka, a una semana de la final de Copa Davis contra Francia en Lille. Según diferentes fotógrafos que cubrían el partido de semifinales entre Federer y Wawrinka, que ganaron la medalla de oro en dobles los JJ.OO. de Beijing, durante el tercer set del partido hubo un incidente entre Wawrinka y la esposa de Roger, Mirka Wawrinec, porque ésta hablaba durante los saques del jugador de Lausana.

El árbitro del encuentro, el francés Cedrid Mourier, habría intentado calmar a Wawrinka diciéndole: “Ahora no, Stan”; y Mirka reaccionó guardando su teléfono móvil con energía en su bolso.

En la conferencia de prensa posterior, Wawrinka tiró la pelota afuera cuando se le preguntó si había sucedido algo con alguien del público. “No mucho, nada especial. Ha sido un partido tenso, nunca es fácil”, dijo, pero según los medios franceses Stan habría dicho: “Ella hizo lo mismo en Wimbledon”.

Al ser de nuevo interrogado sobre lo que Federer le dijo en la red al acabar el partido, Wawrinka señaló riéndose: “No creo que tenga pena por mí. Cuando uno gana un encuentro así, en el que yo he tenido tantas oportunidades (cuatro bolas de partido), normalmente no se dice nada. Yo le dije, enhorabuena, buena suerte mañana. Lo clásico, nada especial, lo siento”.

Pero fue el veterano estadounidense John McEnroe quien levantó las sospechas de que algo puede estar sucediendo entre los dos tenistas suizos, al señalar en público que “algo sucedió en el vestuario entre Federer y Wawrinka y se extendió hasta bien entrada la noche”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.