libero

Lunes, 29 de diciembre de 2014

CONTRATAPA › AYMAR

La dama del hockey dijo adiós

Conquistó el sexto Champions Trophy de su carrera y se retiró cubierta de gloria.

 Por Facundo Martínez

Luciana Aymar dejó de ser la mejor jugadora de hockey de todos los tiempos. A los 37 años, luego de una carrera deportiva excepcional, dejó el seleccionado argentino, Las Leonas, para convertirse definitivamente es una de las grandes leyendas del deporte nacional. Como no podía ser de otra manera, la rosarina se retiró con un título, el de la Champions Trophy que se disputó a comienzos de diciembre en Mendoza, último de una extensa cosecha que incluyó el record de haber sido elegida por la Federación Internacional de Hockey como la número uno del mundo durante los años 2001, 2004, 2005, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2013.

Seguramente Lucha, “La Maga”, seguirá ligada de alguna manera al hockey. Sería un desperdicio desaprovechar sus conocimientos del juego y la impronta ganadora que a lo largo de todos estos años ha sabido transmitir a sus compañeras del seleccionado. Su talento maravilló a propios y extraños, siendo uno de sus fans más notables el mismísimo Diego Maradona, quien vio en Luciana todas las condiciones de una deportista genial, de esas que aparecen muy de vez en cuando y que cuando lo hacen, parecen destinadas a romper el molde.

Aymar ha logrado incontables éxitos durante su carrera. Sólo con Las Leonas obtuvo dos títulos mundiales, en Perth 2002 y Rosario 2010; dos medallas de plata olímpicas, en Sydney 2000 y Londres 2012; dos de bronce, en Atenas 2004 y Beijing 2008 –para alcanzar a quien hasta antes de los Juegos de Londres era el argentino con más medallas olímpicas, Carlos “Camau” Espínola–, y con el de este año nada más ni nada menos que seis títulos de Champions Trophy, ya que al de Mendoza 2014 se le suman los Amstelveen 2001, Mönchengladbach 2008, Sydney 2009, Nottingham 2010 y Rosario 2012.

Así como el mundo del hockey se rindió a sus pies, sus propias compañeras de seleccionado le brindaron siempre el mayor de los reconocimientos. La goleadora del equipo nacional, Carla Rebecchi, pidió “retirar” la camiseta número 8 de Lucha Aymar. “Siempre va a ser de Lucha”, opinó. Aymar apenas terminaba de despedirse, otra vez campeona, frente a una gran ovación de hinchas.

Para el recuerdo quedarán sus gambetas, sus pases milimétricos y esa manera tan particular de pegarle a la bocha, como acariciándola. Le espera mucho por delante. La dirigencia del hockey argentino e internacional deberá ahora encontrar un nuevo lugar para que la leyenda de la ex jugadora del Fisherton y del Jockey Club se alimente y pueda seguir creciendo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.