libero

Lunes, 29 de diciembre de 2014

CAMBIASO

Emperador del polo

Con 20 años luciendo el 10 de handicap, volvió a ganar la Triple Corona, y aún le queda cuerda.

 Por Adrián De Benedictis

Los momentos de felicidad suelen aparecer de manera ocasional, y pocas veces se presentan en el mismo tiempo. Por ese motivo, cuando ocurren en continuado hay deseos de detener el ciclo para que todo perdure. Y uno de los que tratará que este 2014 que se está despidiendo no termine nunca es Adolfo Cambiaso, quien cerró una temporada

inolvidable en el plano nacional y también en el internacional. La coronación de ello fue la obtención del Olimpia de Oro al mejor deportista del año, el segundo que se le entrega –el primero fue a Juan Carlos Harriott (h), en 1976– a un polista a lo largo de la historia. A los 39 años, el hombre de Cañuelas sigue agigantando su propia leyenda.

El número uno de La Dolfina volvió a alcanzar la Triple Corona, ganando los Abiertos de Tortugas, Hurlingham y el Argentino de Palermo, de la misma manera que lo había hecho en 2013. A eso hay que agregarle el Abierto de Hockey, es decir todo lo que se le puso en el camino a nivel local. Su formación lleva un invicto de 24 partidos, y la última derrota fue en la final de Palermo 2012.

En el exterior, Cambiaso también cumplió un año de ensueño: consiguió dos copas sobre tres posibles en la temporada de Palm Beach (la mejor después de la Argentina), en la que perdió el Abierto de Estados Unidos sin poder jugar la final por una lesión. En Inglaterra ganó también dos sobre tres, con una sola derrota eliminatoria. Y en España logró las tres que le tocó disputar. En todo el año, Cambiaso jugó 51 partidos y sólo perdió dos. Los trofeos que sumaron sus vitrinas durante este año tuvieron el plus de haberlos alcanzado con mucho sacrificio, debido a que fue una temporada marcada también por los inconvenientes físicos.

El mejor de la actualidad, y uno de los más sobresalientes de la historia, romperá en pocos días el record de Harriott (h), con 10 goles de handicap durante 20 años seguidos. Desde 1994, cuando apenas tenía 19 años, Cambiaso mantiene la valoración ideal en este deporte.

La búsqueda de la gloria permanente hizo que aquellos contratiempos con las lesiones fueran sólo un escollo más para alguien que está acostumbrado a esquivar obstáculos. Y la final de Palermo, además, le sumó un nuevo record personal, ya que fue su undécimo campeonato allí, tres de ellos conseguidos con la camiseta de su rival actual más peligroso: Ellerstina. 2015 se acerca, pero Cambiaso pretende que este año no se despida.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.