libero

Lunes, 23 de enero de 2006

BOXEO › EL SUEÑO DEL CAMPEON MUNDIAL CARLOS BALDOMIR

Quiere pelear con De la Hoya

Si le aseguran una bolsa de entre 2 y 4 millones de dólares, el santafesino hace la primera defensa de su título ante el Pibe de Oro, que vuelve a boxear en mayo. Si no, en la lista sigue Floyd Mayweather.

 Por Daniel Guiñazú

Mientras repone energías en Santa Fe, rodeado del afecto de su esposa Graciela, sus cuatro hijos y sus amigos de toda la vida, Carlos Baldomir va poniendo en claro su futuro. El nuevo campeón mundial de los welters del Consejo y la Asociación sabe que –a los 35 años, que habrá de cumplir el próximo 30 de abril– no tiene demasiado margen para especulaciones. Y que debe apuntarle en línea recta al objetivo que se trazó no bien decidió dedicarse al boxeo de paga, en los comienzos de 1993: asegurar su futuro y el de su familia.

Por tal razón, en medio de su descanso, Baldomir ya ha adoptado una determinación estratégica. Aunque cuenta con un plazo de nueve meses a su favor, no hará defensas opcionales de su corona. Su idea no es arriesgarse por poco dinero ante rivales escasamente calificados sino ir directamente a las peleas grandes. Y en esa línea, un nombre le atrae más que ningún otro: el de Oscar de la Hoya. El Golden Boy podría ser su primer desafiante antes del 7 de octubre, fecha en la que se cumple el término que le asigna el reglamento del Consejo para efectuar una defensa obligatoria ante el primer clasificado del ranking mundial.

Semejante choque no es un sueño loco sino algo perfectamente posible. Es un hecho que De la Hoya, actualmente primer clasificado entre los superwelters del Consejo, subirá nuevamente a los rings en mayo venidero. Y que peleará por un título del mundo. En su entorno se barajan sólo dos rivales: Ricardo Mayorga, el belicoso nicaragüense campeón mundial de los superwelters del CMB y protegido de Don King, y Carlos Baldomir. En la decisión se tomarán en cuenta los aspectos deportivos y ninguna otra cosa más. Pelee contra quien pelee, De la Hoya sigue siendo, más allá de su inapelable derrota por fuera de combate ante Bernard Hopkins por el título de los medianos, un cheque al portador a la hora de vender sus actuaciones en el pay per view.

El manager mexicano Rafael Mendoza es, en estos momentos, una de las personas que más está aconsejando a De la Hoya respecto de lo que debería hacer en el tramo final de su brillante campaña boxística. Y él no tiene dudas: antes que Mayorga, Baldomir debe ser el rival del Golden Boy. Opina que De la Hoya no dará, como welter, las ventajas que sí concedería como superwelter, y que Baldomir es un adversario menos complicado y más accesible. Es más: Mendoza le ha dicho a De la Hoya que Mayorga, por su estilo desordenado y turbulento, podría arruinarle el show de la reaparición y hasta noquearlo si le acierta alguno de sus poderosos mandobles.

Como están dadas las cosas, Baldomir descansa y espera la decisión de De la Hoya, hoy íntegramente volcado a su tarea como promotor y manager de boxeo. Si el Golden Boy lo elige como adversario y le asegura una bolsa de entre 2 y 4 millones de dólares, la pelea será un hecho y lo único a negociar será la fecha y el lugar. Si, por el contrario, De la Hoya eligiera jugarse el pellejo ante el imprevisible Mayorga, recién entonces Baldomir pensará en Floyd Mayweather, en Shane Mosley, actual número 1 entre los welters del Consejo, acaso en un desquite directo ante Zab Judah, o en una pelea unificatoria ante el mexicano Antonio Margarito, el campeón welter de la Organización. El santafesino tiene los pies sobre la tierra. Sabe que el suyo será un reinado breve. Y pretende que sea jugoso. Nada de peleas chicas. A los 35 años, quiere soñar a lo grande.

Compartir: 

Twitter

Carlos Baldomir quiere hacer una pelea grande para asegurarse el futuro.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.