libero

Lunes, 23 de enero de 2006

TENIS

El nuevo boom del tenis femenino

El juego de las chicas se ha tornado más competitivo en los últimos tiempos y las top-ten ya no se imponen tan fácilmente.

Algo está cambiando en el tenis femenino, y por primera vez en muchos años no tiene nada que ver con la imagen, los vestidos o el atractivo de las jugadoras. Se trata del juego mismo que, como está demostrando el Abierto de Australia, es ahora mucho más competitivo.

Hace menos de un lustro, los cuadros femeninos de un Grand Slam eran una ruina para las casas de apuestas: sólo mirando el ranking mundial de tenis era muy difícil errar en quiénes estarían en las instancias decisivas. Las hermanas Williams, Martina Hingis, Monica Seles, Lindsay Davenport, Jennifer Capriati o las belgas Justine Henin-Hardenne y Kim Clijsters se paseaban por la primera semana triturando rivales que apenas lograban anotar un juego.

“Están en otro nivel”, “juegan en una liga diferente”, “son inalcanzables”, decían una y otra vez las derrotadas. Pero el coto privado de las cabezas de serie parece haber tocado a su fin, porque las “oprimidas” han lanzado la revolución.

“El tenis femenino está cambiando un poco. No podemos decir que la primera semana sea fácil para las favoritas. Es diferente ahora porque se pueden ver resultados complicados en las primeras rondas para las primeras cabezas de serie. Ahora necesitamos estar al ciento por ciento todo el tiempo y creo que eso es un cambio respecto de hace un par de años”, afirmó Henin-Hardenne, ex número uno del mundo.

El ejemplo más claro aún lo representó Venus Williams. La estadounidense cayó en primera ronda ante la búlgara Tszvetana Pironkova, que también debutaba en un Grand Slam. La mayor de las Williams no se quedaba en cero en un set desde la final de Varsovia 2003 ante la francesa Amélie Mauresmo, y entonces estaba lesionada.

Más atrás incluso hay que llegar para encontrar cuándo una jugadora que no era cabeza de serie le endosaba un “cero” a Venus: fue Chanda Rubin, en Amelia Island, en 1997, cuando la futura número uno del mundo tenía 17 años.

No sólo Venus Williams fue víctima del cambio. Once de las 32 cabezas de serie se quedaron en el camino en los tres primeros días del torneo en Melbourne, y muchas de las que pasaron, como Henin-Hardenne, Amélie Mauresmo, Anastasia Myskina, Svetlana Kuznetsova o la propia Davenport, líder del ranking, pasaron grandes apuros.

No existen razones técnicas o de reglamento para explicar la alteración del orden establecido, porque los materiales y las normas son las mismas con las que un puñado de tenistas apabullaban a todas las demás. Tampoco es apreciable un descenso en el rendimiento de las tenistas “top”. Según las jugadoras del circuito, las Williams y compañía “siguen pegando igual de fuerte que antes”.

La razón, según todas, estriba en que las que antes eran “corderos” ahora decidieron ponerse la piel de lobo. “Las jugadoras se dieron cuenta de que no es imposible ganar a las ‘tops’, que no hay que salir a la cancha intimidadas. El nivel ahora es mucho más alto”, explica Gisela Dulko, que aseguró que el asunto se habla permanentemente en los vestuarios de los torneos femeninos.

“Ya no se les tiene ese respeto enorme que las hacía parecer inalcanzables”, asegura la colombiana Catalina Castaño. “El dinero de los torneos también ha subido, y eso incentiva”, completa.

“Antes entrabas a la cancha y pensabas ‘por favor, quiero anotar un juego’. Ahora entran a disfrutar, saben que no tienen nada que perder y a intentar hasta ganar”, concluye la española Anabel Medina Garrigues.

El resultado es que las casas de apuestas ya hacen negocio con las primeras rondas de los torneos femeninos; y sobre todo, los espectadores tienen un espectáculo mucho más atractivo.

El cambio se nota más allá de las tablas de resultados, porque según la WTA, la organización que rige el tenis femenino, las audiencias televisivas están subiendo. Y no por una falda más corta o un escote más atrevido sino porque el tenis es en general mejor.

Compartir: 

Twitter

La Bella Daniela Hantuchova, que ayer perdió con Sharapova.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.