radar

Domingo, 5 de febrero de 2012

INEVITABLES

TEATRO

El Círculo

Vuelve la comedia dramática de Donald Margulies dirigida por Agustín Alezzo y Nicolás Dominici, en la sala del reconocido maestro de actores. La pieza entreteje una serie de situaciones en la vida de Eric Weiss, un escritor que inesperadamente se convierte en best-seller. La popularidad que lo pone de vuelta en el ojo de la tormenta llega en el mismo momento de la muerte de su padre. Weiss iniciará un lento y doloroso periplo por su pasado, encerrándose en el círculo íntimo de recuerdos. El sentido de la puesta privilegia el espacio melancólico y poético de nuestro pequeño círculo de intimidad. La pieza de Margulies es un juego de doble fondo en el que se entretejen la realidad y la ficción, los recuerdos del pasado y la vertiginosa existencia del presente.

Viernes y sábados, a las 21.30, domingos a las 19, en el Teatro El Duende, Aráoz 1469. Reservas: 4831-1538. Entrada: $ 60.

Estado de ira

En una supuesta dependencia pública un grupo de empleados se dedica a la instrucción de los actores y las actrices que desempeñan su labor en los teatros de la ciudad. En la noche que transcurre la obra deberán preparar a una primera actriz para el reemplazo del rol de Hedda Gabler, de la obra homónima de Henrik Ibsen. Como suele suceder en estos casos el tiempo escasea, por lo que la actriz contará con un solo ensayo para saberlo todo y hacerlo tal como se le indica. Poco a poco, lo que comienza siendo para ella un grato encuentro de trabajo se irá transformando en una absurda pesadilla de la que le será difícil escapar. Es así como Estado de ira propone desde el humor una reflexión sobre el mundo de los actores, a la vez que indaga en el misterioso tramado de las relaciones humanas. Con Paola Barrientos, Pablo Castronovo, Carlos Defeo, Valeria Lois y elenco. Dramaturgia y dirección: Ciro Zorzoli.

Lunes, a las 21, Teatro Metropolitan, Av. Corrientes 1343. Entrada: $ 100.

MÚSICA

Mostruo!: Perfecto

Se hizo esperar pero al fin llegó el tercer disco del cuarteto de La Plata, el mejor de su corta carrera. Alejados de los caminos habituales del indie de la ciudad de las diagonales, no cool, pero tampoco clásicos, ese monstruo de dos cabezas que es Mostruo! dedica el disco a su ciudad y “sus encantadores rituales”. Además, al fin han logrado el equilibrio exacto entre sus dos vocalistas de estilos casi opuestos, por un lado Lucas Finocchi (que estelarizó “Dios”, el mejor tema de Grosso, el debut del 2006) y por el otro Kubilai Medina (que disfruta con ganas la sorprendente versión de “Kiss” en Corto, su EP del 2007). A cuatro años de La nueva gran cosa (2008), el flamante Perfecto es un único disco, por fin, que arranca con Kubilai (“El más alla”) y sigue con Lucas (“El capitán”, esperado sucesor de “Dios”), pero el resultado es más homogéneo que nunca, y a mucha honra. Con un extraño librillo de cartón a modo de caja (con ilustraciones del genial Juan Soto, como siempre), el grupo además promete: “Mostruo deplora la virtualización porque ama poner sus dedos verdes sobre las cosas y, aunque sabe que todo lo sólido se desvanece en el aire, el próximo es en vinilo”. Queda dicho.

Marcelo Loiácono: What’s new?

Nacido en Cruz Alta, Córdoba, y formado en Rosario, el prometedor trompetista Marcelo Loiácono confirma su ascendente estrella en este segundo álbum como solista, editado por el flamante sello independiente Rivorecords. La filosofía de la apasionada discográfica exige standards –y una admirable grabación en vivo y sin retoques, bien al estilo Blue Note– y Loiácono los ofrece, acompañado por un cuarteto integrado por Gustavo Musso (saxo), Francisco Lo Vuolo (piano), Jerónimo Carmona (contrabajo) y Pepi Taveira (batería).

DVD

Beginners

Christopher Plummer está nominado a un Oscar por el personaje que interpreta en esta película que acaba de llegar a los videoclubes sin pasar por los cines. El personaje en cuestión se llama Hal, y es un hombre que decide salir del closet y asumir públicamente su homosexualidad a los 75 años, tras la muerte de la mujer con la que compartió un largo matrimonio, y tras décadas de represión y relaciones furtivas. Pero la historia está narrada desde el punto de vista y los recuerdos del hijo de Hal, un artista gráfico llamado Oliver, que está interpretado por Ewan McGregor y que no es sino un alter ego declarado del director Mike Mills (realizador de Thumbsucker, otro notable directo a video indie de mediados de la década pasada). La emotiva relación entre Oliver y Hal aparece en flashbacks, porque al comenzar la película el padre ya ha muerto, recientemente, fulminado por un cáncer a los 80, tras apenas 5 años de libertad sexual y amorosa. En el notable reparto secundario brillan brevemente Melanie Laurent (la francesa vengadora de Bastardos sin gloria, de Tarantino), Goran Visnijc (el joven novio de Hal) y el perro Arthur, que se expresa en subtítulos más de una vez, dándole un toque bizarro a esta comedia dramática, simpática y emotiva.

Gigantes de acero

Fue, sin exagerar —y junto con la inesperadamente buena El planeta de los simios (R) Evolución— una de las mejores producciones llegadas de Hollywood de todo el 2011. Porque, aunque en esencia no es más que una fantasía de puro corte clase B —una aventura sobre robots boxeadores en futuro cercano— su corazón es el mismo de las primeras películas de Rocky Balboa: la historia del perdedor, el pobre y el marginal, que se enfrenta a los pesos pesados y demuestra estar a la altura. Alimentada con el relato del encuentro entre un nene de 10 años y su padre, al que no conoce (Hugh Jackman), la presencia un poco decorativa de la chica linda (Evangeline Lilly, la pecosa de Lost) y hazañas de último minuto capaces de hacer transpirar y llorar al más curtido.

CINE

Musical

Amantes de Glee, ¡aprendan de los buenos de verdad!: el ciclo principal del cine del museo estará este mes dedicado enteramente al género musical, recorriéndolo, “en todas sus variantes, desde sus inicios con El cantor de jazz (1927) hasta los documentales sobre rock’n’roll, pasando por la opereta europea de comienzos del sonoro, la influencia de Broadway, y las películas dedicadas a estrellas populares”. Estrellas que van de Beniamino Gigli, Zarah Leander, Carlos Gardel, y Bing Crosby a los Beatles, con la animada Submarino amarillo y la lisérgica Anochecer de un día agitado. También las personalísimas evocaciones del género realizadas después de su apogeo, por autores como Francis Ford Coppola (Golpe al corazón, el film que lo llevó a la quiebra, el domingo 12, a las 22) o Alain Resnais (la extraordinaria Conozco la canción, domingo 26, a las 22). Se verán, entre otras, El desfile del amor, del imprescindible Ernst Lubitsch; las más raras y menos vistas 200 moteles, de Frank Zappa, y 1991: The Year the Punk Broke, de David Markey; y las absolutamente imperdibles Brindis al amor (The Band Wagon, 1953) de Vincente Minnelli, con Cyd Charisse (en la foto de acá arriba) y Fred Astaire, e Invitación al baile, de Gene Kelly. Más información en www.malba.org.ar.

Durante todo febrero en el Malba, Av. Figueroa Alcorta 3415.

Viaje 2: la isla misteriosa

La primera (Viaje al centro de la Tierra) fue una truchada, con Brendan Fraser en una adaptación de Julio Verne sirviendo apenas de pretexto para jugar con el nuevo 3D digital. Esta secuela, mucho más divertida y libre, mezcla Verne con Stevenson y otros autores sin pudor, y suma grandes actores en pequeños papeles (Michael Caine, Luis Guzmán) para rodear a un Dwayne Johnson (alias The Rock) inspiradísimo, gracioso como supo serlo Schwarzenegger en su etapa de comediante. Es, eso sí, una película inequívocamente infantil, para ver con chicos, sin doble sentido ni distintos niveles de lectura ni complejidades de ningún tipo. Un clásico sencillo y eficaz.

TELEVISIÓN

Conspiración, traición y muerte

Dirigida por el escocés Gillies McKinnon (el de Hideous Kinky: el viaje de Julia, con Kate Winslet), esta miniserie producida por la BBC y protagonizada por Robert Carlyle y la súper estrella en ascenso Michael Fassbender (el crítico de cine devenido espía en Bastardos sin gloria y coprotagonista de la nueva de Cronenberg), retrata la turbulenta y sangrienta relación de María, la reina de Escocia y su hijo, el rey James VI. Este último se convirtió en James I de Inglaterra y frustró la llamada “Conspiración de la pólvora”, el complot católico levantado en su contra, uno de los capítulos más escandalosos de la historia británica, centro dramático de esta producción que es, por supuesto, otro drama fastuoso de personajes históricos infames, y un cóctel incendiario de orgullo y prejuicio, insensatez y sentimientos, odios familiares y políticos, y mujeres convenientemente hermosas, como las poco conocidas Clémence Poésy (la reina María), Maria Popistasu y la más veterana Catherine McCormack.

Arranca hoy a la medianoche (el capítulo uno repite el sábado 11, a las 22), y termina el domingo 12, por Europa Europa.

Perfidia

Segunda ficción surgida del Primer Concurso de Contenidos para la Televisión Digital organizado por el Incaa, la flamante miniserie de ocho episodios se zambulle de cabeza en una historia propia del policial negro contemporáneo, centrada en una estafa financiera pergeñada entre ex compañeros de la secundaria al borde de los 40. Negocio millonario de aristas más bien oscuras, la trama criminal se ve inevitablemente complicada cuando los involucrados comienzan a pasarse factura por viejas deudas y asuntos sin resolver. Dirigida por Juan Laplace, y protagonizada por Antonio Birabent, Gloria Carrá, Juan Gil Navarro, Carlos Portaluppi y Lucas Akoskin, la gran apuesta de Perfidia radica, más allá de su premisa policial, en el intento de retratar el ambiente social privilegiado del que provienen varios de sus personajes.

Desde mañana, de lunes a jueves, a las 22.30, por Canal 7.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.