radar

Domingo, 5 de febrero de 2012

VALE DECIR

Enclosetados

Que China sea un país encorsetado en costumbres antiguas y un deber ser marcado a fuego no es un dato nuevo. Que, sin embargo, se dé a conocer el modo particular en que el corset ahoga la vida sexual del 3 por ciento de su población, llama la atención. Es que, aun cuando la comunidad LGBT ha comenzado a fortalecerse en el pico oriental, un nuevo informe afirma que hasta 16 millones de mujeres de su población están casadas con hombres homosexuales. O sea, el 90 por ciento de los gays chinos tiene esposa.

A cargo del catedrático Zhang Bei-chuan, de la Universidad de Qingdao, la investigación arroja que la razón para entregarse a las nupcias es estar en comunión con las normas sociales. Y se lamenta por las casadas: “Las mujeres están luchando para hacer frente a la situación y su problemática debe ser reconocida”, avisa el profesor. Y su alerta ya ha despertado una oleada de opiniones.

“Poner a las esposas en el centro de atención genera malentendidos y odio público, incluso contra la población gay. Eso no ayuda a calmar la discriminación social existente”, expresó el militante Xiao Dong, de 36 años. Para un anónimo de 27, estudiante de posgrado, es una situación de hecho y no está mal plantearla: “Nunca voy a salir del armario. Probablemente me case con una lesbiana y así podremos seguir adelante con nuestro estilo de vida de la manera más honesta posible”.

Con los entredichos a punto caramelo, la noticia pareciera entrar en conflicto con recientes reportes que indican cómo el gobierno chino ha comenzado a promover los derechos igualitarios entre sus ciudadanos. Incluso las celebraciones de orgullo gay que se realizan en Hong Kong han cimentado un mayor número de participantes. Pero por ahora, parece, a ellos los seguirá esperando su esposa en casa.

Que China sea un país encorsetado en costumbres antiguas y un deber ser marcado a fuego no es un dato nuevo. Que, sin embargo, se dé a conocer el modo particular en que el corset ahoga la vida sexual del 3 por ciento de su población, llama la atención. Es que, aun cuando la comunidad LGBT ha comenzado a fortalecerse en el pico oriental, un nuevo informe afirma que hasta 16 millones de mujeres de su población están casadas con hombres homosexuales. O sea, el 90 por ciento de los gays chinos tiene esposa.

A cargo del catedrático Zhang Bei-chuan, de la Universidad de Qingdao, la investigación arroja que la razón para entregarse a las nupcias es estar en comunión con las normas sociales. Y se lamenta por las casadas: “Las mujeres están luchando para hacer frente a la situación y su problemática debe ser reconocida”, avisa el profesor. Y su alerta ya ha despertado una oleada de opiniones.

“Poner a las esposas en el centro de atención genera malentendidos y odio público, incluso contra la población gay. Eso no ayuda a calmar la discriminación social existente”, expresó el militante Xiao Dong, de 36 años. Para un anónimo de 27, estudiante de posgrado, es una situación de hecho y no está mal plantearla: “Nunca voy a salir del armario. Probablemente me case con una lesbiana y así podremos seguir adelante con nuestro estilo de vida de la manera más honesta posible”.

Con los entredichos a punto caramelo, la noticia pareciera entrar en conflicto con recientes reportes que indican cómo el gobierno chino ha comenzado a promover los derechos igualitarios entre sus ciudadanos. Incluso las celebraciones de orgullo gay que se realizan en Hong Kong han cimentado un mayor número de participantes. Pero por ahora, parece, a ellos los seguirá esperando su esposa en casa.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.