radar

Domingo, 7 de diciembre de 2014

VALE DECIR

EMIN, MÁS BRIT QUE NUNCA

Tras diseñar recientemente la portada de Band Aid 30 –el nuevo intento de Bob Geldof por salvar el mundo al son de “Do They Know It’s Christmas?”– con una frase que anota “Fe, amor, confianza, vos, yo y el mundo”, y crear un poster en el 2012 para los Juegos Paralímpicos con símil leyenda positiva (“Me inspirás con tu determinación, y te amo”), la excelentísima Tracey Emin ha hecho un parate de causas nobles, que en el último tiempo también ha incluido reunir unas cuantas libras para campañas de asistencia a chicos desnutridos. En esta pequeña pausa, entonces, la otrora controvertida Young British Artist (YBA) ha puesto manos en la masa (creativa) para desarrollar una estatuilla que festeja a la música. No a cualquiera, dicho sea de paso, sino a la compuesta, cantada o producida por quienes ganen los venideros Brit Awards, a festejarse en febrero de 2015.

Equivalente británico de los Grammy, el reconocido galardón será en esta ocasión color rosa, incluyendo además un mensaje escrito a mano por Emin que, dulce, indica: Enhorabuena por tu talento. Por todo lo que das a los demás. Gracias. “Quería hacerlo bien, no sólo decorarlo. Mi intención era crear algo especial para los ganadores”, explicó ella. Y entonces Max Lousada, director del festejo, agregó que el resultado es “atrevido, brillante, colorido y original, todo lo que la organización esperaba”. Ojo, no es la primera vez que encargan a referentes de las artes el tuneo del mentado adminículo. En 2013, la tarea recayó en Damien Hirst; en 2012, en el pop Sir Peter Blake. Antes, Vivienne Westwood, entre otros. Lejos los tiempos en que Tracey anotaba en luces de neón Andate a la mierda y morite. Hasta de su famosa cama se desprendió, aunque haya sido por la nada despreciable suma de 2,5 millones de libras.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.