radar

Domingo, 20 de junio de 2010

VALE DECIR

La vuvuzela en la oreja

El Mundial 2010 bien puede pasar a la historia como el Mundial en donde no se escuchaba nada. La tribuna está llena de vuvuzelas, cornetas de cancha con un zumbido característico e imposible de ignorar.

Hay quienes las quieren prohibir, arguyendo que no aportan nada al partido, que esparcen gérmenes y que encima es una falta de respeto hacerlas sonar durante los himnos nacionales. El comentarista Farayi Mungazi, de la BBC, dice que el sonido es una parte esencial de la experiencia futbolera sudafricana, y que no tiene sentido llevarse el Mundial a Africa para luego pedir que tenga sonidos más europeos.

Internet, como siempre, no aporta nada a la controversia y simplemente se divierte un poco. En http://bartbonte.com/vuvuzela hay un juego para ver cuánto se puede tolerar el zumbido en cuestión. En http://www.vuvuzela–time.co.uk se puede navegar cualquier sitio como desde el Mundial con ese mismo ruido de fondo.

En un plano más práctico, ya apareció un hacker alemán llamado Tube que encontró la forma de aplacar las vuvuzelas con un ecualizador. Bajando las frecuencias de 465 Hz y de 235 Hz lo más posible (40 dB es el ideal), el sonido infernal desaparece sin afectar mucho los demás sonidos como, por ejemplo, el de los jugadores quejándose de que no se escucha un soto.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.