radar

Domingo, 5 de febrero de 2012

Elegantemente

El sitio de Internet Edge.org reúne desde hace años a muchos de los mejores científicos, artistas, pensadores y especialistas en tecnología, todos atentos a pensar los cambios en el conocimiento y el modo de comprender el mundo y la vida. Como todos los años, el sitio los invita a responder una única pregunta. Las casi 200 respuestas son un increíble despliegue de agudeza, conocimiento y sensibilidad. Y como todos los años, Radar las leyó y reprodujo las 10 más notables y originales a la pregunta que inauguró el 2012: ¿Cuál es tu explicación favorita más profunda, bella o elegante?

 Por Federico Kukso

En su reciente libro Crónicas de un amante de las ciencias (Dedalus Editores), Bruno Latour se queja. Entre un ensayo dedicado a la guerra de calcomanías (Darwin vs. Jesús) y otro sobre la diplomacia de las excavaciones arqueológicas y el respeto a los muertos, el tan celebrado como ácido sociólogo y antropólogo francés pregunta indignado: “¿Cómo forma el gran público su gusto científico? Los restaurantes tienen sus críticos, los films, las exposiciones tienen sus críticos, los autos, los tejidos, los perfumes, las carreras de caballos tienen sus críticos. ¿Y las ciencias?”.

Obviamente, no es que escaseen las personas dispuestas a criticar todo lo que huela a científico. Basta con encender la televisión a la madrugada para ver a señores de dudoso portuñol asegurar que con sólo tocar un manto (y pagar su correspondiente ofrenda) cualquier persona puede curarse de inmediato de leucemia, cáncer y demás avatares modernos.

Bruno Latour, más bien, está más en sintonía con su compatriota físico Jean-Marc Lévy-Leblond: pensar la difusión y reflexión sobre las tecnociencias no sólo desde una distancia crítica para desembarazarse de los peligros del fundamentalismo de la razón. También hacerlo desde un punto de vista artístico: reconocer que en cada investigación hay trazos de irracionalidad, momentos de creatividad pura. O que ciertas ecuaciones y leyes científicas –la ecuación de onda de Schrödinger, la ecuación de Dirac, las de Shannon, Yang-Mills, Drake, la fórmula de la entropía de Boltzman, la segunda ley de Newton y, claro, E=mc2– pueden leerse a la vez como poemas: declaraciones abstractas cargadas de belleza, universalidad y cierta fuerza elemental.

Y también elegancia. Como escribió alguna vez Mario Bunge: “Algo es elegante cuando nos causa una emoción estética parecida a la que nos despierta la contemplación de algo bello y, al mismo tiempo, encontramos que se ajusta a nuestros cánones estéticos”. Así, elegantes serían tanto el David de Miguel Angel como un Rolls Royce, una catedral gótica, un smoking, un peinado, una buena tipografía, una tarjeta de presentación, un arrecife de coral, un libro, un fractal, un gol del Barcelona.

¿Pero una explicación elegante? Eso fue lo que se preguntó el editor John Brockman que, como todos los años, lanzó desde su sitio Edge.org –aquel faro para la llamada “tercera cultura”– una nueva pregunta para auscultar las grandes mentes del mundo científico, artístico, humanístico.

“Parte de lo que hace a una teoría elegante es su poder de explicar mucho asumiendo poco –respondió el biólogo Richard Dawkins a la pregunta “¿Cuál es tu explicación favorita más profunda, bella o elegante?”–. En esto la teoría de selección natural de Darwin gana por goleada. Explica todo sobre la vida: su complejidad, la diversidad, la ilusión de que la naturaleza fue diseñada. Pese a su elegancia y a su profundidad estuvo oculta hasta mediados del siglo XIX.”

El físico teórico Steve Giddings eligió, como todo buen alumno, la teoría de la relatividad de Einstein. Otros, en cambio, prefirieron respuestas menos obvias: el psicólogo Stephen Kosslyn optó por el condicionamiento pavloviano, el físico Nicholas A. Christakis se arriesgó con la explicación de por qué el cielo es azul y el especialista en gravedad cuántica Lee Smolin se orientó por el principio de inercia. Pero de entre las más de 180 respuestas, las argumentaciones más interesantes son las siguientes diez.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared