SANTA FE › ASUMIó TOLEDO COMO JEFE DE POLICíA PROVINCIAL

"Vamos a incrementar la prevención"

"La seguridad no está solamente de la mano de las personas especializadas, sino además en la satisfacción de las necesidades básicas de la gente". La frase pertenece al gobernador Hermes Binner al presidir ayer, junto al ministro de Seguridad, Alvaro Gaviola, el acto de asunción de los nuevos jefe y subjefe de la Policía de la provincia de Santa Fe, Osvaldo Toledo y Gabriel Schettini, respectivamente. Toledo era el jefe de la Unidad Regional II de Policía de Rosario, mientras que Schettini, un histórico jefe de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE), estaba al frente de la Unidad Especial Policial de la Casa de Gobierno.

Tras el acto de asunción, el nuevo Jefe de Policía manifestó sobre los hechos delictivos que "son reales y existen, pero para tranquilizar a la gente deberíamos trasmitir la labor diaria policial que muchas veces pasa desapercibida. La tarea de la policía es preventiva eso no se cuantifica en resultados, lo que se ve es el hecho negativo, y depende de cómo se potencie esta negatividad lo que hace que la gente se sienta mucho más preocupada".

En relación a lo que demandarán al ministerio de Seguridad para llevar a cabo la tarea policial, manifestó que los puntos son "incrementar los niveles de prevención, que se logran con una mayor presencia policial y está en nuestra habilidad administrar los recursos para que sean visibles y se obtengan resultados preventivos antes de la comisión de los hechos".

Por su parte el secretario de Seguridad Pública, Horacio Ghirardi justifico los nombramientos: "Las funciones al frente de las Unidades Regionales y jefaturas son muy intensas y muy desgastantes por lo que nos pareció oportuno, junto con el ministro, iniciar una nueva etapa".

Y agregó que Toledo es "una persona que ha demostrado mucho compromiso y mucha transparencia en su labor".

En tanto, el ministro de Seguridad indicó que "hoy es un día para resaltar el objetivo de cuidar la vida y la seguridad de los ciudadanos, velar por la paz, el orden y la justicia".

El comisario Toledo llegó a este cargo con algunas polémicas:

era hombre de confianza del ex ministro Daniel Cuenca, quien lo sostuvo luego que las denuncias de cajas negras en la policía que realizó el oficial Juan Raffo, que provocaran un tembladeral en la fuerza.

También carga sobre sus espaldas el operativo policial que no evitó la muerte de un dirigente sindical de Atilra, durante una batalla campal ocurrida el 3 de diciembre del año pasado. Incluso su riqueza personal también estuvo cuestionada: aún no explicó cómo su familia logró tener varios taxis que operan en Rosario.

Pero la balanza comenzó a acomodarse cuando luego de los cuestionamientos del oficial Raffo -que incluían la connivencia policial con barras bravas de Ñuls- Toledo logró la detención del ex jefe de la barra Roberto "Pimpi" Camino, el 9 de abril en Buenos Aires. Esto le dio crédito. Cabe recordar que Toledo era el jefe policial rosarino cuando detuvieron al "rey de la efedrina" Mario Segovia, en su exclusivo residencia de Fisherton. Toledo cumple en marzo, 30 años de servicios en la fuerza.

Compartir: 

Twitter
 

Toledo y Schettini fueron puestos en funciones por Binner.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.