SANTA FE › PROGRAMA UNIVERSITARIO DE RECONOCIMIENTO PATERNO EN SANTA FE

El derecho a tener un padre

Un grupo de profesionales de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UNL realiza talleres en barrios de la capital provincial para despejar dudas y ayudar al cumplimiento correcto de los trámites legales sobre identidad.

 Por Lorena Panzerini

"Tengo 16 años, y como soy menor de edad los padres de mi novia no me dejaron reconocer a mi hijo recién nacido". El adolescente que relata esta imposición no sabe que "a partir de los 14 años un padre puede reconocer a su hijo sin necesitar autorización de sus tutores". La situación es una de las que se abordaron en el proyecto "Reconocimiento paterno: una cuestión de identidad", desarrollado por un grupo de profesionales de la Universidad Nacional del Litoral. Desde la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, la iniciativa se apunta a instar al cumplimiento correcto de los trámites legales para que los niños y niñas sepan cuál es su verdadera identidad y quienes son sus padres biológicos. Si bien la idea se llevó a la práctica mediante talleres y difusión en la ciudad de Santa Fe, los integrantes del proyecto consideraron que "con iniciativa y decisión se puede llegar a toda la provincia", ya que la problemática llegó a las máximas autoridades del Registro Civil.

María Eugenia Demirys es trabajadora social y participa del proyecto que se extenderá hasta julio de este año en la ciudad capital. En diálogo con Rosario/12, la profesional explicó que el objetivo de la iniciativa es "poner en conocimiento de la población de qué se trata el hecho de reconocer a un hijo o hija". Para ello, los profesionales

salieron a los barrios santafesinos. Un abogado, una psicóloga y una trabajadora social conforman el equipo necesario para desarrollar la problemática, que según indicó Demirys "no discrimina sectores sociales".

Los talleres llegaron al menos a 15 barrios durante 2010. Según comentó la profesional, "se firmó un convenio con la municipalidad de Santa Fe para poder llegar a los barrios"; mientras que por otro lado, se buscó llegar a las máximas autoridades del Registro Civil, que es donde se realiza este tipo de trámites de reconocimiento. Esa dependencia provincial "tiene una tarea fundamental en todo esto, que tiene que ver con informar y gestionar lo que para cualquier ciudadano es un derecho: conocer su verdadera identidad", señaló Demirys, quien agregó: "No sólo hay que trabajar con el beneficiario de este derecho sino también con quienes están ocupando un lugar público para gestionarlo, porque muchas veces se hace mal. Puede ser por desconocimiento o por otras causas; y se trata de ejercer los derechos".

El del reconocimiento "es un tema muy recurrente y la gente lo demanda como un problema: hay madres que no saben qué hacer, porque tuvieron hijos con una persona que no los reconoció como propios y ahora tienen otra pareja que quiere hacerlo". En este caso, los profesionales aseguran que "solamente el padre biológico debe reconocer a los hijos, porque es un tema de identidad que puede ser un problema de esos niños en un futuro". Otro de los casos recurrentes es el de los abuelos que criaron a sus nietos como hijos; y también llegan a los talleres consultas de personas adultas que saben que quienes figuran como sus padres en la documentación personal no son sus verdaderos progenitores. "Echamos mano de todas las herramientas legales, porque la gente desconoce que existe una ley que habla sobre el reconocimiento y que está normatizado. Hay un problema muy común: adolescentes que embarazan a sus novias o a la chica del momento, y porque son menores de 18 años, los adultos no les permiten que reconozcan al bebé, entonces se hacen cargo los abuelos mediante reconocimientos ilegales"; y lo cierto es que "ese chico puede reconocer a su hijo a partir de los 14 años".

El proyecto, dirigido por la abogada María Magdalena Galli Fiant, se desarrolló durante 2010 en el ámbito de la ciudad de Santa Fe. "Siempre hay cosas que queremos seguir trabajando y en seis meses terminamos con las actividades en Santa Fe; pero se puede replantear como un segunda instancia para llegar a otros puntos de la provincia", indicó Demirys. "Creo que si existe la intención se puede extender, siempre que haya voluntad y decisión política para hacerlo". Además, la profesional indicó que al finalizar con las etapas planteadas por la iniciativa se volcarán en un texto para ser utilizado como material de referencia.

Compartir: 

Twitter
 

Sólo el padre biológico puede anotar a un niño como su hijo, para no vulnerar el derecho a la identidad.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.