SANTA FE › PEDIDO DE CESANTIA DE CINCO JEFES DE CORONDA

Gobierno dio su aval jurídico

Un dictamen interno del Ministerio de Gobierno, elaborado por el Director de Asuntos Jurídicos, Daniel González Bertero, suscribe a la mayoría de los considerandos del sumario administrativo elaborado por el Servicio Penitenciario sobre las responsabilidades de cinco jefes penitenciarios durante la llamada Masacre de Coronda, en la que fueron asesinados 14 presos. El informe solicitaba la cesantía de cinco ex jefes del penal, que ahora deberá decidir la Fiscalía de Estado y luego el gobernador Jorge Obeid.

El escrito, fechado el 1 de agosto responde a que, cada uno de los nombrados, interpuso un recurso de revocatoria y apelación. Los involucrados por el Servicio Penitenciario son el Subprefecto Manuel Benegas, el Alcalde Daniel Ferreira, el Subalcalde Marcelo Calligaro, el Subprefecto Carlos Monti y el Alcalde Mayor Oscar Mansilla.

Para el funcionario de Gobierno los reclamos no pueden prosperar ya que fueron interpuestos contra un acto preparatorio de la voluntad administrativa elaborado por la autoridad penitenciaria y en la que pide la cesantía en virtud de la conducta desplegada en los hechos penosos de abril de 2005. En este sentido González Bertero destaca que "la resolución atacada carece de efectos jurídicos directos y, por lo tanto no es impugnable".

El funcionario rechazó los reclamos ya que no se ha dictado aún el acto administrativo pertinente (decreto) que así lo disponga y, al mismo tiempo, pidió informes del estado judicial de la causa en trámite, habiendo comunicado el Juzgado que todos los nombrados se encuentran imputados en la misma. "Estos sucesos ﷓señala el escrito﷓ de una gravedad por cierto inusitada, generaron una trascendencia y relevancia superlativa que alcanzó a los medios nacionales".

También se pone en relieve que el pormenorizado informe elaborado por el Jefe de Vigilancia del Penal de Coronda puede inferir en la forma en que se desarrollaron los acontecimientos "que a la postre derivaron en nefastas consecuencias". Como se recordará, la masacre se produjo cuando (por negligencias de los jefes) los presos del Pabellón 7, estando en el interior del Pabellón 1, y utilizando una barreta de hierro, lograron forzar los candados de las barras de seguridad y acceder al interior de las celdas individuales y los "fueron matando de a uno", como explicó el ex Jefe del Servicio Penitenciario Fernando Rosúa, tras su paso por la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.