CULTURA / ESPECTáCULOS › ROSARIO SMOWING TIENE NUEVO DISCO

Más homogéneo, más tranquilo

Por más que Diego Casanova, cantante y trompetista de la Rosario Smowing, minimice el asunto, la banda rosarina logró instalar en la escena rockera a géneros que, hasta hace algunos años, parecían condenados a escuchas en reductos selectos. Sin embargo, la aparición de la banda con su propuesta de swing inició una apertura que hoy descubre una interesante ramificación estilística. La orquesta que hoy completan Fluck (trombón, bombardino y coros), Gabriel Coronel (contrabajo y coros), Martín Tessa (guitarras y banjo), Sergio Peresutti (trompeta, armónica y coros), Diego Picech (batería, percusión, guitarra y banjo), Lucas Polichiso (piano y acordeón) y Julián Eroles (saxo alto, clarinete, violín y coros) editó Si siempre estoy llegando..., su segundo disco.

En su flamante obra --que esta noche a las 22 tendrá su presentación en Willie Dixon, sumando como invitada especial a la banda cordobesa Los Cocineros--, Rosario Smowing sostiene la línea histórica, ampliando aun más la propuesta a partir de su incursión en el tango y el bolero, hecho que va de la mano con cierta desaceleración que ofrece como resultado una mayor exposición de sus sutilezas. En ese sentido, Casanova admitió: "Este es un disco más laburado. En los primeros discos uno trata de meter todo lo que tiene, mezcla muchas cosas. Este es un disco más homogéneo y puede ser más tranquilo. Por mi parte está más cantado, menos gritado, menos punk rock. Tiene unas líneas más cuidadas. Creo que uno produce lo que vive y lo que necesita. Estamos todos más grandes, venimos tocando hace mucho y nos salen estas cosas".

En relación a la presencia del dos por cuatro en su nuevo lanzamiento, el cantante apuntó: "Por ahí no es habitual que nosotros lo toquemos. Yo no soy un tipo que haya escuchado tango toda la vida. Primero empezó gustándome Goyeneche, después empecé a descubrir cantores y escritores formidables, y empecé a tomarle el gusto. Y nuestra idea fue meter esa canción no como una rareza, sino como una canción más del disco".

Sólida en todas sus líneas, en este segundo disco la Smowing disminuyó las estridencias, aunque sin perder potencia orquestal. "Es un momento en el que estamos dejando de lado las distorsiones y vamos buscando los matices por otro lado. Hay tanta cantidad y amplitud que uno los va buscando de acuerdo a sus necesidades. Por momentos pasás por un lado, y en otros estás en una situación que te lleva a trabajar de otra manera. Por suerte son tipos muy dúctiles que pueden jugar en cualquier cancha", remarcó Casanova, quien no dudó al momento de calificar a ésta como una época rica para el grupo. "Es un gran momento --reconoció--. Sobre todo la tensión que nos provocó el disco nos vino bien. Laburamos y discutimos mucho. No nos guardamos muchas cosas, porque somos muchos y si te guardás las cosas eso explota en un momento. Obviamente pensamos distinto, y a veces hay arreglos que a unos les gusta más que a otros".

-¿Este es un disco democrático?

-Sí, lamentablemente sí. A veces me gustaría poder ser más autoritario (risas). Lo que pasa es que si fuera más autoritario no saldría lo que salió. Gracias a que todo el mundo hace lo que hace yo me puedo dar el lujo de cantar unas hermosas canciones arriba de una orquesta fantástica.

Compartir: 

Twitter
 

Lo presenta en Willie Dixon.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.