DEPORTES › LAS DEUDAS DE CENTRAL

Cómo se arregló con el principal acreedor

Orlando Vignatti cobró sólo lo que la intervención comprobó. Sobre el resto, aceptará una quita del 50 por ciento.

 Por Alejo Diz

No se trató de un pacto entre partes. Por el contrario, lo firmado tuvo trazos de un acuerdo de convivencia en donde las partes aceptaron garabatear su rúbrica debajo de un texto que daba cuenta de algunas coincidencias, como así también de diferencias en los cuales el punto concordante se buscará en forma conjunta. Se tata del arreglo entre el presidente de Central Horacio Usandizaga y el mayor acreedor en Arroyito: Orlando Vignatti. El convenio versó sobre el pago de lo comprobado por los interventores que se le debía y el compromiso del empresario de reducir el 50 por ciento de la deuda restante, que definirá una auditoría.

En diciembre pasado la dirigencia de Central logró liberar algo más de tres millones de dólares embargados. Esto se debió a que Usandizaga y Vignatti arribaron a un principio de entendimiento, entre lo que lo que uno dice que debe y lo que el otro reclama cobrar.

Lo firmado entre el presidente y el empresario de medios fue el pago de dos millones de dólares sobre los fondos liberados, suma que la intervención probó que el inversor prestó al club. Para este año las partes se comprometieron a realizar una auditoría, a cargo de profesionales designados por ambos actores, la cual tendrá como finalidad definir qué plata le debe Central a Vignatti. Sobre esa suma el empresario prometió reducir la acreencia en un 50 por ciento.

En las conversaciones, Vignatti hizo saber que poseía porcentajes de jugadores ya vendidos por los cuales no recibió el saldo correspondiente. Pero en vez de volcar sobre la mesa la abundante documentación con la que llegó en una de las reuniones, aceptó tocar esos temas con auditores mediante. "Lo que podemos decir es que tuvo muy buena voluntad con nosotros. Tenía la posibilidad de hacernos mucho daño y en vez de eso nos dio una mano muy importante", destacó un directivo.

Nada claro es el frente de negociación con otro de los más importantes inversores: Wilfredo Scarpello. Con el abogado el diálogo está concluido. ¿El motivo? Central cree que le debe 2.250.000 pesos y el polémico inversor exige dos millones, pero de dólares. Al respecto, un directivo anticipó: "Central se va a constituir como querellante y lo va a denunciar penalmente a él (por Scarpello) como así también a los ex dirigentes. En lo próximos días el doctor (Luis Alberto) Micó, que patrocina al club, va a ser un anuncio trascendente junto a Usandizaga". Micó defenderá a Central en sus principales juicios. Además fueron contratados por seis meses otros cinco profesionales, entre ellos el hijo del Vasco, Manuel Usandizaga, que por 2500 pesos mensuales analizan el escenario legal de la entidad. Suma irrisoria si se recuerda que Juan Ubieta y Juan Carlos Herrero, ex apoderados del club, demandaron a Central por más de 5 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente canaya, Horacio Usandizaga le pagó dos millones de dólares a Vignatti
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.