DEPORTES › NORBERTO SPECIALE, CANDIDATO A PRESIDENTE DE RAZA CANALLA

"El modelo es el Boca de Macri"

Ex vocal de la comisión directiva de Usandizaga, el aspirante a presidir el club por la lista que apadrina Gonzalo Belloso pretende conducir Central "como una empresa". Promueve reformas y cargos por concurso. "No prometo nada", aclaró.

 Por Alejo Diz

En la oficina personal de Norberto Speciale hay lugar para una biblioteca donde descansan libros de Roberto Fontanarrosa, varios best sellers, una biografía de Ernesto Che Guevara y el retrato documental que Leonardo Favio hizo de Juan Domingo Perón en "Perón, sinfonía de un sentimiento". "Jamás lo voté a Horacio Usandizaga como político", arrojó el candidato a presidente de Central por Raza Canalla, despejando interrogantes sobre sus convicciones políticas. "No vengo de una familia con militancia política", agregó. "Vengo de familia de trabajadores, mi padre fundó el Mercado de Concentración de Fisherton y mi abuelo el Mercado de Abasto. Yo seguí esos pasos, fundé mi empresa y eso quiero para Central, que sea manejado como una empresa", subrayó el ex vocal de la entidad en diálogo con Rosario/12.

- ¿Por qué se involucró en la vida política de Central? ¿Cómo llegó a formar lista con Horacio Usandizaga?

- Todo surgió con las desprolijidades de Pablo Scarabino, luego de que ganó su segunda elección (2006), en la que hubo fraude. Me dio mucha indignación. Hasta allí concurría a la cancha como lo hice toda mi vida, acompañando a mi viejo y a mi hijo. En esa época uno llegó a un punto que se asqueó por las cosas que me enteraba y los comentarios que recibía. Arranqué volcando ideas y denunciando cosas que sabía en la página de Internet canalla.com. Empezamos a averiguar con unos amigos abogados el estado de los expedientes en Tribunales por las denuncias, que por cierto eran todas ciertas. Llegó un momento que fui denunciado penalmente por Gonzalo Estévez (ex secretario del club) por lo que decía, lo que fue para mi un orgullo porque ratificaba mi condición de canalla a muerte por ser denunciado por un personaje como Estévez.

- ¿Y a Usandizaga cómo llega?

- Por Alfredo Bühler, quien en las elecciones del 2006 tenía chances de ser candidato a presidente en Central. Fue amenazado, tuvo un problema muy feo además con unos de sus hijos y decidió retirarse del escenario político porque estaba todo muy pesado. Yo me solidaricé con él y fue así como lo conocí. Seguimos en contacto y llegó el momento de las elecciones del 2007. Cuando el club se interviene me volqué colaborando con la intervención, Bühler también se acercó a ese grupo de independientes que nos juntábamos en el Club Policial de calle Entre Ríos. Algunos de los que venían eran gente que se reunía con el Vasco todas las semanas y le ofrecieron ser candidato. Hasta allí no lo conocía personalmente a Usandizaga, ni siquiera lo había votado alguna vez, y se lo dije. Pero consideré que su figura era lo que Central necesitaba. Bueno, me equivoqué feo.

- ¿Nunca lo votó a Usandizaga por convicciones políticas?

- No, nada que ver. Mi abuelo fue fundador del Mercado de Abasto que estaba en Mitre y Pasco, mi viejo fundó el Mercado de Concentración Fisherton y yo a los 22 años entré a la Comisión Directiva del Mercado como vocal, luego fui tesorero, después secretario y no llegué a presidente porque luego mi padre tuvo un problema de salud y me tuve que dedicar a cuestiones que él no cubría. Llegan las elecciones, ganó el Vasco y nos encontramos que el desastre del club no era tan grande. Usandizaga fue uno de los presidentes que encontró más plata en el club.

- ¿Se debatía en Comisión Directiva cómo invertir el dinero?

- No, para nada. Ahí empezaron los primeros enfrentamientos. Intentamos cambiarle la imagen del Vasco. En la segunda reunión de Comisión Directiva ya vimos que Usandizaga no dejaba hablar a nadie y en la tercera reunión dijo que él llevaba viendo fútbol 40 años y que Central podría jugar sin entrenador porque nadie sabía más de fútbol que él. Bühler quedó en hablar del tema en privado con Usandizaga. Y luego de hacerlo vino compungido y me dijo que el Vasco piensa que es así.

- Teniendo como ejemplo lo mal que le puede hacer al club un gobierno personalista, ¿qué pretende para Central como candidato a presidente?

- Quiero cambiar la estructura a nivel administrativo, que lo único que hace es confundir todos los actos de gobierno del club y no es transparente. Entiendo que tenemos que profesionalizar cada una de las áreas con personal contratado que cumpla tareas de gerente general, gerente financiero y gerente de personal, lo que permitirá que el dirigente de Central se ocupe de otras cosas y no del día a día, del que solo puede dedicarse el presidente. A Central hay que manejarlo como una empresa, ni más ni menos y que el dirigente también asuma funciones de contralor. Todo esto lo quiero hacer consensuándolo con la oposición; quiero un cambio estructural y que esto se lo tome como política de estado, para evitar que cada cuatro años el dirigente que asuma diga que lo que se hizo antes está todo mal y refundemos permanentemente el club.

- ¿Hay un modelo a seguir con éste proyecto?

- Antes de ser vocal de Usandizaga tuve dos reuniones con Mauricio Macri por medio de un amigo en común. Ese es el modelo, el de Boca, Vélez, el que ahora siguen Banfield y Lanús. Los clubes exitosos tienen políticas de estado definidas y por eso lo quiero consensuar con la oposición. El personal a contratar no va a ser el primo del vocal, el hijo del presidente o el amigo del vice. Hay que hacer un concurso para encontrar a personal de jerarquía.

- En los tres últimos gobiernos de Central hubo dirigentes que ahora no pueden salir a la calle por miedo al repudio de los hinchas. ¿Tuvo en cuenta esta situación antes de lanzarse como candidato?

- Sí, por supuesto, hasta me tocó presenciar lo que vivieron en el estadio algunos de esos personajes que tanto daño le hicieron al club. La ventaja que yo tengo es que yo soy hincha de Central y nunca haré algo que avergüence al hincha que tengo adentro. De todos modos yo no prometo nada, digo que vamos a administrar el club como corresponde. No soy un sabelotodo, de lo único que sé es de administración de empresas y gestión, no sé de fútbol. Lo mío será tirar ideas, y luego habrá diálogo y consenso. Si me toca ganar lo voy a convocar a Raúl Broglia para que colabore con su agrupación.

Compartir: 

Twitter
 

"Lo mío será tirar ideas, y luego habrá diálogo y consenso con la oposición", anunció.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.