CULTURA / ESPECTáCULOS › PUNTO VIVO, EL áLBUM DEL TRíO TORTUL-FERREYRA-RODRíGUEZ

Apuesta al riesgo artístico

Liderado por Tortul, el grupo apuesta a lograr una nueva sonoridad dentro del repertorio argentino, a partir del tango y el folcolore, así como creaciones propias. "Hacemos música argentina, pero con lenguaje internacional", afirmó.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Después de aquel debut en Cosquín, en 2009, el trío Tortul-Ferreyra-Rodríguez fue consolidándose hasta que, en noviembre, transformó en estudio al Teatro Príncipe de Asturias para registrar, en tomas directas, Punto vivo, placa editada este año por el sello local BlueArt Records. Liderado por Tortul, el grupo apuesta a lograr una nueva sonoridad dentro del repertorio argentino, abordando autores del tango y el folclore, junto a creaciones propias del pianista. Esta noche, a las 21, el trío regresará al escenario de Sarmiento y el río para presentar oficialmente el disco, en un concierto gratuito que sumará como invitados a los cantantes Aldana Moriconi y Leonel Capitano, al bandoneonista Cristian Gustaffson, al violinista Pablo Sosa del Frade y el pianista Bruno Orgaz.

Punto vivo transcurre desde "La trampera" de Troilo hasta "Tanguera", tema de Mariano Mores que Tortul interpreta en soledad. Entre medio, el joven pianista nacido en Fuentes demuestra su impecable condición técnica y deja en claro que, por el momento, su búsqueda artística no se ciñe a un único género. Porque más allá del repertorio --en el que se mezclan chacareras, malambos, tangos y zambas-- cada interpretación está atravesada por referencias musicales amplias, manteniendo como base al trío de piano, contrabajo (Diego Ferreyra) y batería-percusión (Pablo Rodríguez).

"La idea es hacer música argentina, pero con un lenguaje internacional --explica en ese sentido Tortul--. El disco está pensado para que también pueda ser escuchado afuera. Incluso está pensado para distintos públicos. Porque temas como `Escualo` o `La muerte del ángel` de Piazzolla van bien en festivales de jazz. Después está el `Malambo de las campanas` de Salgán que hacemos con el trío y con Bruno Orgaz en piano, y eso lo tocamos en Cosquín. Después hay dos zambas para un ambiente más folclórico. Están mis solos de piano (en `Tanguera` y en `Ensueño`, que es un tango bien tradicional que grabé a la parrilla,sin más arreglos que en los primeros y en los últimos cuatro compases), considerando que no quiero dejar mi carrera de solo piano, y hay también algunos tangos".

En "Divadagio" --una de sus dos obras propias en el disco-- Tortul evidencia que las ataduras no marcan su momento artístico: allí el tango predomina y se combina con pasajes que remiten a bandas sonoras de los 50 y puentes de corte jazzero. En esta etapa, todo parece convivir en el universo creativo de Tortul. "Siempre y cuando haya elementos nacionales, que esté esa esencia, que sea música representativa de nuestro país y respete a los grandes referentes musicales, Piazzolla, Salgán, Troilo, Yupanqui", aclara el compositor.

Es cierto: por momentos, puede desconcertar la amplitud a la que le apunta el pianista. Sin embargo, Tortul tiene claro que forma parte de un tránsito artístico que merecía ser registrado. "Hay cosas en el disco que en algún momento pensamos en sacar, pero quisimos dejarlas para que quedara asentado --distingue el pianista--. Muchos músicos niegan cosas con las que no se sienten conformes. Yo estoy en una etapa de transformación, estoy estudiando en Buenos Aires con Juan Carlos Cirigliano, que fue pianista de Piazzolla, estoy aprendiendo, escuchando mucho. No tengo miedo y, si me perjudica, no le tengo miedo. En eso me ayudan los chicos, porque este proyecto y la sonoridad la he logrado con Diego y Pablo. No tengo miedo y disfruto de esta búsqueda. Quise dejarla asentada y me atengo a las consecuencias. Disfruto de tirarme a la pileta".

Tortul es entonces consciente de que el riesgo es necesario, por lo que apunta: "Hay que jugársela y creo que los grandes artistas, los que han logrado grandes cosas como Yupanqui o Piazzolla, es porque se la han jugado. Yo hago folclore y tango, es un repertorio de temas clásicos y de algunos temas propios con una nueva sonoridad. Ese es mi objetivo. El disco tiene cosas un poco voladas, pero también tiene un tango tradicional, una zamba, un malambo. Traté de orientarlo a varios públicos, pero tanto `Escualo` como la zamba que compuse están dentro de un mismo camino, sino no tiene sentido. Está bueno que escuchen una zamba en un festival de jazz o que escuchen `Escualo` en Cosquín. Esa es mi intención".

Compartir: 

Twitter
 

Joel Tortul, Diego Ferreyra y Pablo Rodríguez actuarán esta noche en el Parque de España.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.