DEPORTES › COPA LIBERTADORES: ÑULS NO PUDO CON EL GOIAS.

Corrió, metió, faltó el gol

El empate dejó al rojinegro en una débil posición de cara a las dos últimas fechas del grupo. El equipo de Pumpido fue claro dominador pero no pudo concretar las oportunidades.

 Por Alejo Diz

0 ÑULS:Villar (6); Gavilán (4), Spolli (7), Ré (5), Rivera (4); Cejas (6), Zapata (6), Husain (4), Belluschi (5); Ortega (7), Scocco (5). DT: Nery Pumpido.

0 GOIAS: Harlei (6); Leonardo (5), Correa (5), Julio Santos (5); Cleber (6), Danilo Portugal (5), Fabiano (5), Jadilson (4), Vampeta (4); Souza (5), Welliton (5). DT: Geninho.

Cambios: ST: 21m Colace por Husain y Peralta por Gavilán (Ñ), 24m Nonato por Williton y Gaucho por Vampeta (G) y 30m Ceresetto por Ortega (Ñ).

Arbitro: Martín Vázquez (Uruguay).

Cancha: Coloso del Parque.

Expulsados: ST: 44m Danilo Portugal (G), 45m Scocco (Ñ) y Aldo (G).

Hubo emotividad, tensión y un cierre con escándalo y expulsaciones. Ñuls corrió, metió y jugó los 90 minutos con la sensación de que el gol estaba al caer. Pero el Coloso jamás pudo explotar de euforia. Goiás perseveró en defensa, no se dejó desbordar en los momentos de mayor presión rojinegra y, tras sortear algunas pinceladas de inspiración de Ortega (tiró dos asistencias excepcionales), logró contener a los leprosos, aunque para eso renunció al protagonismo ofensivo. Los brasileños vinieron a buscar el punto de la clasificación. Y como la lepra falló en el remate final, el equipo sumó un empate que lo dejó en débil posición de cara a las dos últimas fechas del grupo.

Con todos los condimentos que supone un choque entre argentinos y brasileños, lo que ofrecieron Ñuls y Goiás fue emotivo. Aunque lo más trascendente del juego (el gol, claro está) jamás apareció.

El primer tiempo mostró a un Ñuls acelerado en las jugadas e impreciso en los metros finales. La velocidad de Cejas y Ortega no estaba en sintonía con lo que proponían Scocco y Belluschi. Y, peor aún, el equipo centralizada el juego por el medio, prescindiendo de los laterales para abrir el fondo brasileño.

Goiás intentó mostrar su capacidad de ataque en algunos contragolpes. Pero el despliegue de Zapata y Cejas en la marca, más los anticipos de Ré y Spolli en la marca dejaron a los visitantes lejos de Villar y en clara posición defensiva. Así y todo, la primera acción ofensiva llegó por medio de un disparo de Ortega que se fue alto superado el cuarto de hora.

La movilidad del Burrito era lo más peligroso que ofrecía Ñuls. La estrella rojinegra pedía todas las pelotas. Pero su primera gran jugada fue a los 42 minutos. Antes de eso hubo un remate de Gavilán desde 30 metros que Rivera desvió de cabeza y casi se le mete a Harlei sobre el palo derecho. Luego de que Correa sacara un cabezazo cruzado que se fue apenas afuera, apareció Ortega para retener la pelota pisando el área grande y lanzar un pase profundo que dejó a Zapata frente al gol, aunque el volante definió desviado. Y al minuto siguiente el uno visitante le tapó en forma consecutiva un mano a mano a Belluschi y, tras rebote, otro a Cejas.

En el complemento Ñuls no ofreció el mismo despliegue físico. Jugó, por cansancio, a un ritmo menor. Eso le dio más respiro al Goiás, aunque recién pudieron salir de contra en el último cuarto de hora. Los brasileños fueron eficientes en defensa, sobrios en el medio, pero no mostraron ninguna cara en materia ofensiva. Apenas algunas corridas Williton, y nada más. Porque el lungo Souza jugó de espaldas y Vampeta cargó un rendimiento físico y deportivo que no concordó con sus compañeros.

Al correr los minutos, Ñuls desesperó. En la locura desapareció la claridad. Más aún luego de que Belluschi la tirara sobre el alambrado al quedar debajo del arco tras excelsa asistencia de Ortega.

Con Ñuls enloquecido, Goiás se animó a sacar algunos contragolpes. Pero entre Spolli y Villar el equipo defendió el cero. El juego terminó con los leprosos inundando el área de centros. Pero no ganaron ninguna. La única de riesgo fue un fuerte remate de Peralta que llegó a despejar el arquero. Y en tiempo de descuento todos enloquecieron: Ñuls por el gol y Goiás por conservar la igualdad. El árbitro sacó tres rojas por agresión y los rojinegros se quedaron protestando por un arbitraje que dejó dudas en penales reclamados por todo el estadio.

Compartir: 

Twitter
 

Scocco va por la pelota ante la marca del jugador del Goiás. Se fue expulsado.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.