CORREO

30 años

30 años, 30.000 voces que aún resuenan en nuestra memoria, para no olvidar la nefasta y sangrienta dictadura militar, que se apoderó del poder en 1976. El gobierno más feroz y criminal que haya vivido la república, aun hoy tiene retazos de su legado, tanto en lo económico como en lo social y político, es por eso que se ve a un Patti si ningún arrepentimiento, a un Fasino presidente comunal de Rincón, a sus voceros periodísticos que aun pululan por los medios, y a tantos personeros de la muerte que andan por las calles del país, amedrentando y generando el miedo, en aquellos que quieren investigar y buscar que la impunidad no sea dueña de la argentina. Los casos de espionaje interior hechos por miembros de la armada, refleja que todavía no esta desarmado el aparato instalado por la dictadura, en el cual todos eramos sospechosos, y pasible de investigación, lo peor del caso, es que quedo al desnudo la falta de acción por parte del estado democrático, para depurar este tipo de acciones. Hoy como ayer debemos seguir pregonando el nunca más, nunca más a los que viven a costa del esfuerzo de los trabajadores, y se declaran salvadores de la nación, nunca más a aquellos dirigentes que hicieron oídos sordos al reclamo de miles de argentinos por una vida digna, y hoy siguen siendo parte de la burocracia sindical, nunca más a lo que se disfrazan de demócratas y esconden su verdadero rostro del pasado.

El 24 de marzo del 76, es el día donde la muerte se instaló definitivamente con la imagen visible del poder, la asunción de Videla, Massera y Agosti, no debería ser un día feriado, por que es desmovilizar al país. En ese día, en cada lugar de trabajo se debería reflexionar y recordar lo que fue la noche más larga de la Argentina. Vivimos la Argentina eterna de contradicciones, el gobierno del doble discurso kirchnerista, que mientras por un lado se vanagloria de defender los derechos humanos, y organiza actos en contra del golpe, su bloque disciplinado en el congreso, que vota solamente las directivas presidenciales, se negó a tratar la anulación de los indultos otorgados por Menem. Debemos aprender del pasado, para no cometer los mismos errores en el futuro, debemos valorar a la democracia como forma de vida, donde el disenso sea un lugar para llegar a los consensos, y no que se quiera imponer un único pensamiento, por que de ser así estaríamos demostrando que en 30 años no aprendimos la lección, y que seguimos olvidando, a quienes lucharon y entregaron su vida por un país más justo y solidario.

Fabián Palo Oliver

Daniel Basile

UCR La Capital Santa Fe

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.