DEPORTES › UN GOL EN EL ULTIMO MINUTO LE PERMITIO COSECHAR UN PUNTO.

Pobre cosecha en el parque

El Ñuls de ayer fue muy parecido al que cayó con Belgrano, sin armonía táctica, sin juego colectivo y con individualidades en bajo nivel. Encima el gol tempranero de All Boys descolocó aún más a los jugadores que conduce Martino.

 Por Alejo Diz

Ñuls tenía mucho por ganar en la tarde de ayer. Más allá de los tres puntos, la lepra iba por una victoria que llene argumentos a su condición de puntero. Volvían López y Vangioni, jugaba en su casa y ante un rival que en defensa se le encuentran fallas. Un gol a los cinco minutos de la visita no alteró los planes de los rojinegros, pero sí que los puso a prueba. Y en el examen los dirigidos por Gerardo Martino no pudieron responder a muchas de los problemas planteados por el rival. El Ñuls de ayer fue muy parecido al que cayó con Belgrano, perdiendo por impaciencia su armonía táctica, sin juego colectivo y con individualidades en bajo nivel. Pero anotó un gol en el último minuto y atrapó un punto al voleo, que lo quita de la punta, aunque no lo aleja tanto.

All Boys es como un equipo de barrio, de esos que cualquiera quisiera armar para jugar un partido que no se puede perder: jugadores altos en defensa, un nueve grandote y cabeceador como Matos, y dos volantes de enjuta contextura, pero veloces y de pies sensibles como García y Torassa. Y con esos recursos disponibles planteó un partido que Ñuls nunca podrá descifrar.

Claro que las ideas de la visita se potenciaron cuando en el primer centro al área Matos ganó por arriba y sacó un cabezazo al segundo palo al que no llegó Peratta. Y ganaría toda la tarde Matos, tanto por arriba como por abajo.

Ñuls tenía por delante un nuevo partido: para ganar requería ahora de dos goles y ahora tenía un frente un rival dispuesto a jugar de contragolpe. El equipo lo buscó como lo quiere Martino, con pelota yendo de un lateral al otro hasta que aparezca un centro claro o un espacio vacío. Pero si bien hizo monopolio de la pelota, no generó riesgo, más allá de un remate desviado de Díaz al recibir un rebote en el área menor. Y pasada la media hora los rojinegros olvidaron las formas.

Ocurrió que López pidió el cambio al resentirse de la lesión, Díaz no defendía, tampoco atacaba y cuando la pelota le quedaba libre para el centro le erraba al área, Vangioni no participó en ataque, Figueroa jugó escondido en la marca, Sperduti no ganó nunca en la individual, y entonces Urruti quedó lejos de todo. Quien no se contagió del juego del equipo fue Tonso, siempre dispuesto a buscar el pase gol y por lapsos asumiendo la conducción de un equipo desprolijo.

Por eso All Boys tuvo jugadas para ampliar la ventaja, en dos ocasiones con Torassa, defiendo alto en una y perdiendo con Peratta en la segunda. Pero la visita se tentó en ganar por la mínima. Hizo tiempo cuando pudo, más cuando jugó con diez por la roja a Rodríguez (patada a Tonso). Así se jugó todo el segundo tiempo, con Ñuls desdibujado y desesperado, pero nunca rendido. Ni cuando Ortiz dejó la cancha por doble amarilla la lepra dejó la búsqueda. Y en el segundo tiro el arco --el primero fue de Díaz y lo desvió Cambiasso elevando las manos-- llegó el empate: fue en el último minuto, cuando Villalba falló en el zapatazo a la salida de un tiro de esquina e involuntariamente le dio la pelota a Tonso, quien de primera y de derecha puso la pelota por el segundo palo de Cambiasso. Después del gol no hubo tiempo para más.

Si Ñuls merecía el empate se puede discutir. Y por más que con el punto la lepra perdió el liderazgo del torneo, por lo que jugó no se podía pedir más. Pero sí hubo justicia en que el gol lo marcara Tonso y que tras su grito todo Ñuls corriera a su abrazo.

1 Ñuls: Peratta (6); Díaz (3), Pellerano (4), López (-), Vangioni (4); Tonso (7), Bernardi (6), Villalba (6), Figueroa (4); Sperduti (4), Urruti (4). DT: Gerardo Martino.

1 All Boys: Cambiasso (6); Ferrari (5), Coronel (6), Eduardo Domínguez (6), Soto (6); Zapata (6), Barrientos (5), Rodríguez (5); Pérez García (6); Torassa (6), Matos (7). DT: José Romero.

Goles: PT: 4m Matos (AB). ST: 45m Tonso (Ñ).

Cambios: PT:35m Ortiz (5) por López (Ñ). ST: 3m Quiroga (4) por Coronel (AB), 14m Aquino por Figueroa (Ñ), 25m Domínguez por Vangioni (Ñ), 26m Stefanatto por Torassa (AB), 34m Vella por Matos (AB).

Arbitro: Diego Abal

Cancha: Coloso del Parque.

Expulsados: ST: 10m Rodríguez (AB) y 39m Ortiz (Ñ).

Compartir: 

Twitter
 

Tonso llevando la pelota. Fue el que más hizo por ordenar al equipo y también fue autor del gol.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.