CONTRATAPA › FOTOGRAFIANDO LA ZONA

Bombachitas y calzoncillos

 Por Adrián Abonizio

* Ocurrió que él estaba casado hacía poco y que era flaquísimo y su mujer diminuta. Que era ya la hora del partido y al no hallar un calzoncillo para no pasparse se colocó la bombachita de la dama, blanca con florcitas celestes y festoncitos a los costados. Ocurrió que llegó al vestuario apurado, y se descambió justo cuando entraban los del partido anterior. Frente al espejo al levantar la vista se vió como estaba y lo mismo sucedió con los veintitantos tipos que se quedaron mirando aquella escena perturbadora.

* Los techos de las casas pobres son de chapa y se hallan sostenidos por bulones, fierros y alambres. A veces, para que soporten los ventarrones le echan encima grandes escombros, baterías viejas y hasta un cochecito de bebé, como él ha visto. Pero esto sólo se puede distinguir desde la altura de las autopistas, nunca de a pie. Es una condición irresistible que para espiar la pobreza el que lo haga ha de tener un coche.

* La gorra del comisario es espantosa y le queda como un bollo agregado a su testa implume. El lo sabe y está más abatido por salir a cámara en ese estado que por haber sido burlado por una banda de ladrones que robaron una joyería a diez metros de su comisaría. El papelón de ser filmado sin gracia lo desconcierta y llena de furia. Por eso responde con fiereza y en sus palabras parece haber un hálito de justicia, un fervor enojoso para con los chorros.

* Llueve, hay ráfagas, ulula el viento y luego graniza. Se sienta con la pelvis relajada y vuelve a estar sola en la caverna de su cabeza con sus pensamientos. Piensa en una oración de la sentencia de divorcio que la obliga a repensar mirando ya el cielo desgarrado aquello de "una relación tormentosa". Para que todo coincida va hasta el mueblecito de la cocina y deja afuera, a la intemperie el papel que le extendieron en Tribunales, para que se una a los elementos de la furia desatada.

* Los noticieros hablan de infortunios, desastres, crímenes y calamidades. Luego en el corte, la publicidad reconfortante nos lleva a la dimensión del optimismo y la protección. Se puede ser feliz viviendo allí dentro. Sólo hay que gastar un poco. ﷓Debe estar estudiado, se dice mientras coteja los vaivenes de su alma presa entre la depresión y la esperanza.

* Ella y él resultaron iguales. El mismo carácter, las misma enjundia casi religiosa en prevalecer sobre el resto torciendo la mano, la misma fe en vencer como sea, igual sordera. Al encontrarse no sólo multiplicaron su templanza y su amor demorado, sino que le agregaron al mundo un nuevo peligro: Sus hijitos, ambos cachorros tiernos son iguales de voraces, colonizando todo lo que tocan.

* En el bar hipermoderno el cantante descubre cuatro haitianos y los invita a subir, a participar tocando, cantando. La gente, toda alistada en la felicidad estable sin explosión, con la moderación del que ha vivido casi todo, aplaude apoyando la negritud y el ritmo. Resultan horribles y ellos, los modernos no pueden creer el fraude al que la raza negra los ha sometido. Pero aplauden igual, por homenajear a una belleza postergada, por hartazgo, porque sí.

* La maestra ha humillado a su hijo impidiéndole el permiso para orinar y se ha hecho encima, pero nada dice por horas hasta que su papá lo recoge en la salida. Van a calle San Luis, compra un calzoncillos y lo cambia en un bar. Al otro día pide hablar con la directora contándole el caso. Ella hace pasar a la maestra, quien al verse sorprendida en su dogma de vara firme, bajó los ojos y lloriquea pidiendo disculpas. El papá que se ha mantenido incólume, se acerca a ella y le quita las manos de la cara. ﷓Se está humillando como lo hizo con mi hijo. No mienta, ¿no se da cuenta que no le salen lágrimas?. Y siente el poderío disconforme que otorga la crueldad para todo aquel que no la goza y la hace su escudo de armas.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.