DEPORTES › ÑULS EMPATO CON LANUS Y CERRO EL TORNEO CON 32 PUNTOS.

Un tibio empate en el Coloso

El equipo de Martino cerró el torneo con los objetivos cumplidos. Eso fue por los buenos momentos de fútbol que tuvo. Pero también tuvo de los otros, con ideas perdidas, con muchos intentos fallidos como el de anoche ante Lanús.

 Por Alejo Diz

0 Ñuls: Peratta (6); Vergini (5), Pellerano (5), López (5), Domínguez (6); Pablo Pérez (6), Villalba (-), Bernardi (6), Figueroa (4); Muñoz (4), Urruti (4). DT: Gerardo Martino.

0 Lanús: Marchesín (7); Gastón Díaz (5), Goltz (6), Braghieri (6), Maximiliano Velázquez (5); Ledesma (5), Fritzler (6), Pizarro (5), Vides (5); Preyra (6), Silvio Romero (5). DT: Gabriel Schurrer.

Cambios: PT: 32m Mateo (6) por Villalba (Ñ). ST: Desde el inicio Ortiz (5) por López (Ñ), 20m Sperduti por Muñóz (Ñ), 23m Balbi por Pereyra (L) y 29m Benítez por Vides (L).

Cancha: Coloso del Parque

Arbitro: Jorge Baliño.

El Ñuls de Gerardo Martino terminó el Clausura con los puntos (32) que necesitaba recolectar para iniciar la próxima temporada con números menos preocupantes en el promedio, y cerca de otros clubes con cuentas similares. Esto se debió a la lepra tuvo buenos momentos de fútbol en el torneo. Pero también tuvo de los otros, con ideas perdidas, de intentos fallidos, como el de anoche, ante Lanús, donde la lepra debió conformarse con el punto ante un rival con ausencias notorias. Entonces la duda atrapó a todos con el pitazo final: ¿La realidad de Ñuls está más cerca del equipo que jugó las primeras 14 fechas o el que afrontó las últimas cinco?

Al equipo el bajón lo agarró en la recta final, donde debía sostener su nivel de juego en partidos con presión extendida por la aspiración del título. Perdió tres de aquellos cinco partidos. Y el final lo encontró con un empate sin goles ante un Lanús debilitado por baja de titulares (Valeri, Regueiro, Pavone) y con su técnico cesanteado antes de salir a la cancha.

Aunque lo más grave de la noche se vio a poco de iniciado el partido, cuando increíblemente la seguridad del estadio habilitó el ingreso al campo de juego a hinchas vestidos con mamelucos blancos con la letra "B" inscripta en el frente, simulando ser "fantasmas" que corrían a un simpatizante de Central, en burla al presente deportivo de los canayas.

Superada la escena armada, que tomó a todos por sorpresa, el partido se reinició con Ñuls intentando sostener el dominio y Lanús apoyado en Pizarro como armador de juego. Fue en la primera parte donde el rojinegro encontró más profundidad, generando un mano a mano que Urruti perdió con Marchesín, y en el rebote la tiró afuera Muñoz.

Entre Vergini y Muñóz, por derecha, la lepra buscaba los caminos al área por derecha. A veces con Domínguez por izquierda, y más claro cuando era Pérez el que asumía el manejo de la pelota. Pero dando pases no llegó muy lejos el equipo, y por eso lo más destacado fue la única jugada individual de Urruti, arrastrando marcas en el área y sacando un derechazo cruzado que controló el arquero.

En la segunda parte cambió su apuesta ofensivo y Ñuls lo intentó desbordes y centros, uno cabeceado por Vergini a las manos del uno, y nada más. Ñuls ganaba por los laterales pero no por arriba. Por eso Pérez probó de larga distancia y sacó un extraordinario derechazo desde 30 metros que se estrelló en el travesaño. Lanús contestó con un cabezazo de Goltz que también pegó en el horizontal.

Debieron salir por lesión Villalba y López, lo que redujo a solo un cambio la posibilidad del Tata de renovar el juego de ataque. Esa apuesta fue con Sperduti, y no alcanzó. Aunque sobre el final apareció la jugada de gol más clara, con Figueroa probando de mediavuelta y Marchesín desviando el balón, para darle a Lanús un punto irrelevante y quitarle a Ñuls dos unidades que demandaba su promedio para el futuro.

La despedida del equipo fue sin victoria, aunque hubo aplausos de reconocimiento para un equipo que sacó 32 puntos, a pesar de todas las dudas que lo asaltaron en el tramo final, justo cuando el hincha se había ilusionado con algo más. Pero para el Apertura próximo quedó la pregunta abierta: ¿El Ñuls del Tata es el de los primeros partidos del torneo o el de los últimos?

Compartir: 

Twitter
 

Pablo Pérez se perdió un gol cuando estrelló un disparo de casi 30 metros en el travesaño.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.